Aarón Sequeira. 5 noviembre, 2020
La ministra de Educación, Guiselle Cruz, tendrá que explicar las acciones actuales y futuras del MEP para minimizar el impacto de la pandemia del covid-19 en el sistema educativo. Foto: Presidencia.
La ministra de Educación, Guiselle Cruz, tendrá que explicar las acciones actuales y futuras del MEP para minimizar el impacto de la pandemia del covid-19 en el sistema educativo. Foto: Presidencia.

Los diputados exigirán cuentas a la ministra de Educación Pública, Guiselle Cruz, en el plenario de la Asamblea Legislativa, luego de aprobar una moción para llamarla a comparecer en el Congreso.

Aprobada en forma unánime por los 41 legisladores presentes en el plenario, la moción plantea que Cruz responda por la situación actual del sistema educativo y el impacto financiero que tendrá la pandemia del covid-19 en el sistema educativo.

Wagner Jiménez, Silvia Hernández, Roberto Thompson y Luis Antonio Aiza, del Partido Liberación Nacional (PLN); Xiomara Rodríguez y Eduardo Cruickshank, de Restauración Nacional; Shirley Díaz y Pablo Abarca, de la Unidad Social Cristiana, y el frenteamplista José María Villalta firmaron la moción que fue avalada de forma unánime.

“Los estudiantes siguen desapareciendo de las aulas a un ritmo alarmante”, dijo Silvia Hernández y añadió que la jerarca debe rendir cuentas sobre uno de los efectos más importantes de la pandemia.

La liberacionista cuestionó cómo se va a enfrentar el país, el próximo año, a la realidad de miles de niños y adolescentes que no están estudiando, además de que más de 500.000 estudiantes no tienen acceso a internet o a un dispositivo que les facilite la educación.

Sugirió que se considere la posibilidad de adelantar el inicio del año escolar a enero y “aprovechar el verano para sentar a los estudiantes al aire libre, como ya se hace en El Salvador”.

“Esta moción es para que rinda cuentas sobre sus planes, los ejercicios que se están haciendo para que estos niños no estén condenados a seguir desaparecidos de las aulas en el 2021”, dijo Hernández.

Por su parte, Wagner Jiménez enfatizó que, desde el 30 de marzo, 900.000 estudiantes dejaron de ir a las aulas.

“El Banco Mundial contempla que ha habido ausencia en lecciones presenciales de hasta el 87%. Queremos que la ministra nos dibuje la misión y para conocer los datos y estadísticas de la pandemia”, dijo.

Desde el 3 de abril, el MEP suspendió de forma indefinida las clases presenciales a causa del covid-19 y a inicios de setiembre, recomendó a los padres de familia que no renueven contratos con los transportistas para el 2021, precisamente porque no hay fecha para regreso a clases presenciales.

En setiembre, el MEP implementó clases por televisión, con el objetivo de llegar a más estudiantes, principalmente para contenidos de asignaturas básicas e inglés.

Luego de aprobar la moción, la presidencia legislativa anunció que se definirá posteriormente la fecha para exigirle cuentas a Guiselle Cruz.

En cambio, la intención que tenía Shirley Díaz, del PUSC, para que se pidiera cuentas al ministro de Seguridad, Michael Soto, no tuvo apoyo suficiente.

La socialcristiana pretendía que Soto explicara las actuaciones de la Fuerza Pública en varias manifestaciones, principalmente en una protesta en Tamarindo, donde detuvieron a una persona.