Aarón Sequeira.   16 julio
Teatro Nacional, en el corazón de San José. Fotos Melissa Fernández

Con 31 votos a favor y 19 en contra, el plenario de la Asamblea Legislativa aprobó este martes una moción de revisión que evita la muerte definitiva del crédito para restaurar y proteger el Teatro Nacional, el cual fue rechazado en segundo debate el lunes.

La moción permitirá que, en los próximos días, los diputados voten de nuevo el segundo debate.

La idea de Víctor Morales Mora, jefe de fracción del PAC y uno de los proponentes de la revisión, es evitar que el proyecto se archive y conseguir tiempo para los 38 votos necesarios para la iniciativa.

El lunes, el préstamo de $31,3 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) solo obtuvo 30 votos a favor, al tiempo que 21 se pronunciaron en contra.

Enrique Sánchez, también legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC), argumentó: “Pueden tener quejas sobre la gestión, sobre la administración del Teatro, pero nosotros, el gobierno, los ministros y ministras son pasajeros, todos somos pasajeros”.

“Lo que no puede ser pasajero es la herencia que le dejemos a los costarricenses, que se refleja en muchas decisiones, una de esas es el Teatro”.

Igualmente Gustavo Viales, diputado de Liberación Nacional (PLN), salió en defensa de la moción de revisión.

"No quisiera ser parte de una Asamblea que utilizó una discusión para desquitarse, donde tuvimos la posibilidad de enmendar un error y no lo hicimos.

“Así como invertimos en puertos, carreteras e infraestructura, es importante también invertir en cultura. Es para recordar de dónde venimos y para darle un legado a nuestra próxima generación, no solo lo que erróneamente muchos compañeros han dicho, que es un gasto”, dijo Viales.

Añadió que está de por medio la decisión de ser recordados como los diputados que preservaron lo que hicieron los antepasados, los cuales levantaron el Teatro al tiempo que invirtieron en alumbrado y calles.

Jonathan Prendas, de Nueva República, intentó reclamar porque, según él, se aplicó un mal procedimiento en la votación de la moción. El presidente legislativo, Carlos Ricardo Benavides, rechazó que eso fuera así.

En la mañana, el presidente Carlos Alvarado se comprometió a seguir trabajando para que el crédito se concrete.

“Lo importante es que se trabaje para que sea una realidad. Costa Rica así lo quiere y trabajaremos buscando la forma para que se pueda”, dijo esta mañana el presidente, en la estación de ferrocarril del Atlántico, en San José.

“Costa Rica tiene que hacerlo, eso es lo importante (...). Lo importante es avanzar”, añadió.

En segundo debate, el préstamo solo obtuvo el respaldo de 13 legisladores del Partido Liberación Nacional (PLN), 10 del Partido Acción Ciudadana (PAC), tres del Partido Integración Nacional (PIN), dos del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), uno del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y uno del Frente Amplio.

21 legisladores lo rechazaron. Siete de ellos fueron los diputados del bloque fabricista Nueva República, quienes cambiaron de criterio a última hora y lo votaron en contra. En primer debate, esa agrupación respaldó el proyecto.

El resto de votos negativos provino de dos diputadas del PLN, seis del PUSC y seis del Partido Restauración Nacional (PRN).