Aarón Sequeira. 1 octubre, 2018
De las mociones aprobadas este lunes al plan fiscal, dos fueron de Restauración Nacional, y una de la Unidad Social Cristiana. En la foto, Carlos Avendaño, jefe de Restauración, conversa con Ignacio Alpízar y Floria Segreda, de su fracción. Nidia Céspedes, a la izquierda. Atrás observan los socialcristianos Erwen Masís, María Inés Solís y Pedro Muñoz.
De las mociones aprobadas este lunes al plan fiscal, dos fueron de Restauración Nacional, y una de la Unidad Social Cristiana. En la foto, Carlos Avendaño, jefe de Restauración, conversa con Ignacio Alpízar y Floria Segreda, de su fracción. Nidia Céspedes, a la izquierda. Atrás observan los socialcristianos Erwen Masís, María Inés Solís y Pedro Muñoz.

En una votación acordada previamente, los diputados aprobaron una moción del diputado Carlos Avendaño, del Partido Restauración Nacional (PRN), para liberar a las Asociaciones Administradoras de Acueductos Comunales (Asadas) del pago del impuesto sobre el valor agregado (IVA).

También apoyaron otra moción de Avendaño para eximir de ese mismo tributo, la venta, comercialización y la matanza de animales vivos, o semovientes, dentro de la cadena de producción e industria pecuaria.

Las dos propuestas contaron con el aval de las siete fracciones legislativas y se introducen en el artículo donde el plan fiscal establece los bienes y servicios que no pagarán el IVA.

La exención para las Asadas se aplicará sobre los servicios y bienes que adquieran, siempre y cuando sean necesarios para la realización de sus fines y en beneficio de las comunidades o zonas que les corresponde atender.

“Las Asadas prestan un servicio de incalculable valor. Se caracterizan por un servicio responsable a favor de las comunidades, por lo que esta moción aprobada reviste de gran relevancia”, dijo Avendaño.

El viceministro de Hacienda, Nogui Acosta, explicó que el problema de la exoneración de los semovientes es que dejaría en cero impuestos esta actividad pero la carne incluida en la canasta básica tendría un 1% o, si se trata de cortes más finos, pagarían el 13%.

En ese caso, se generaría un problema para seguir la trazabilidad de la producción de bienes agropecuarios en cuya cadena se comercien animales vivos.

Acosta agregó que no tiene claro cuánto restarían esas exenciones a la recaudación prevista en el plan fiscal y añadió que se deberán hacer los cálculos en las próximas horas.

En la primera jornada de discusión de mociones, a doble sesión del plenario, los diputados tramitaron hasta 81 mociones, de las cuales seis fueron retiradas por sus proponentes. Del total, solamente fueron aprobadas tres, una para mantener la exención del IVA para las empresas en zona franca y las propuestas correspondientes a las Asadas y la transacción de animales vivos.

En la carpeta de mociones sobre el plan fiscal quedan otras 287, las cuales se discutirán este martes, a doble sesión, mañana y tarde, así como el miércoles por la mañana. Ese día se cumplirán las seis sesiones plenarias establecidas por la vía rápida para que se discutan y voten mociones.

A partir de la sétima sesión, el jueves por la mañana, solamente se votarán mociones automáticamente, sin discusión. Una vez que se terminen las mociones, los diputados podrán hacer uso de la palabra, 10 minutos cada uno y, finalmente, votar el expediente legislativo en primer debate.

Aunque el frenteamplista José María Villalta intentó que los diputados aprobaran, este lunes, una moción para enviar el plan fiscal a consulta de las instituciones de manera adelantada, y con ello suspender el trámite legislativo, no obtuvo apoyo suficiente.

Entre las mociones discutidas este lunes solo había propuestas para modificar los artículos 8 y 11 del título primero del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que corresponden a los numerales donde se establecen las exenciones al IVA y las tarifas de ese mismo impuesto.