Aarón Sequeira.   20 noviembre, 2018
En dos rondas de votación, los diputados decidieron colocar a Roxana Chacón Artavia, empleada de la Defensoría, como nueva magistrada de la Sala II para los siguientes ocho años. Foto: A. Sequeira.

Los diputados eligieron, este martes, a una funcionaria de la Defensoría de los Habitantes como nueva magistrada de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia.

Se trata de Roxana Chacón Artavia, de 56 años y actual directora de Asuntos Laborales del órgano defensor.

Esta es la cuarta elección al hilo que hacen los legisladores, después de haber nombrado a Jorge Araya García en la Sala Constitucional; a Patricia Solano Castro en la Tercera, y a Jorge Olaso Álvarez en la Segunda. Se ha hecho un nombramiento por semana, desde la última de octubre.

Chacón es abogada y notaria, con una especialidad en Derecho Laboral y residente en San José.

Está ligada a la Defensoría desde 1994, en donde laboró en varias direcciones, en particular del Área de Admisibilidad y Atención Inmediata; de Asuntos Jurídicos, y la de Asuntos Laborales que ocupa actualmente.

También prestó servicios de abogada externa para la Dirección Jurídica del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) y para la Gerencia Médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), a finales de la década de 1990.

La directora de Asuntos Laborales de la Defensoría de los Habitantes, Roxana Chacón Artavia, es la nueva magistrada de la Sala II, en la vacante que dejó Zarela Villanueva, por jubilación. Foto: Defensoría de los Habitantes.

Antes de ligarse a la Defensoría, fue directora en la directiva de la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional (Jupema) y asistente del Consejo de Gobierno en el Ministerio de la Presidencia de la República, durante el gobierno de Rafael Ángel Calderón Fournier (1990-1994).

Además, fue parte de la directiva del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara), durante ese mismo periodo.

Entre 1999 y el 2001, ejerció liberalmente la profesión de abogada, como parte del bufete Juan Ignacio Mata y asociados. Sus estudios profesionales en Derecho los realizó en la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) y, además, tiene un posgrado en Derechos Humanos por la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Pese a no haber ejercido como jueza nunca, llevó una capacitación en la Escuela Judicial de la Corte Suprema, entre 2013 y 2014, para especializarse en Derecho Laboral.

Con esta designación, la Asamblea Legislativa saca una presa de cuatro expedientes que tenían meses y hasta años de acumular polvo en la agenda del plenario.

Aún están pendientes cuatro designaciones más, pero que aún se tramitan en la Comisión de Nombramientos. Se trata de una elección de la Sala Constitucional y tres en la Penal.

Elección en segunda ronda

Pese a que había un consenso generalizado entre los diputados para elegir una mujer en la Sala II, luego de que la semana pasada se nombró en ese mismo tribunal a Jorge Olaso Álvarez, la decisión no se tomó en la primera votación.

La primera ronda repartió los votos de 55 parlamentarios entre Chacón, que llegó a 34; Sandra Pereira, con 10; el exasesor liberacionista Sergio Ramírez, que recolectó 10, y Yerma Campos, que tuvo un voto.

Los apoyos a la jueza Sandra Pereira provinieron, principalmente, del Partido Acción Ciudadana (PAC), mientras que el voto frenteamplista fue para Campos.

En la segunda ronda, la nueva magistrada arrasó la decisión con 52 votos, mientras que los otros tres se repartieron entre Pereira, que tuvo dos, y Ramírez, con uno. La votación mínima para designar a un magistrado es de 38 diputados.

“Para nosotros es muy importante que (Roxana Chacón) es una mujer, muy capaz y preparada. Necesitábamos tener más mujeres, pero aún así no son suficientes, porque quedan tres hombres y dos mujeres”, comentó la oficialista Nielsen Pérez.

Destacó, además, que venga de la Defensoría y que no ha estado dentro del Poder Judicial. “Es un elemento que tomamos en cuenta, conjuntar gente que ha estado dentro, pero también gente de fuera, litigantes o que vengan de otras instituciones”, agregó.

La congresista del PAC enfatizó también en que se logró un acuerdo para dicha elección, pese a que, en la primera votación, se repartieron bastante los votos.

El socialcristiano Rodolfo Peña alegó que Chacón tiene un “excelente currículum, admirable, envidiable” y destacó que, por no tener carrera judicial, puede significar un balance dentro de la Corte.

Aunque el frenteamplista José María Villalta criticó que se hayan dejado por fuera los jueces con experiencias en temas de familia, para privilegiar a los laboralistas, Peña adujo que los casos de familia que llegan a la Sala Segunda son acaso el 10%.

“Creemos que viene a aportarle muchísimo y, como fracción, el PUSC cumple con el compromiso de nombrar mujeres, pero no solo por eso, sino también por idoneidad, porque ella cumple los requisitos”, dijo Peña.

Villalta sostuvo que dejar por fuera el tema de familia es un lunar en la elección. “Ella ha tenido experiencia, en la Defensoría, en el área de derechos humanos en general, la parte social. Ese sería el punto negativo, que no haya nadie con experiencia y conocimiento", afirmó.