Michelle Campos. 1 junio
El plenario rechazó una moción de ampliación del plazo del proyecto del Día del Padre. Foto: Asamblea Legislativa para LN
El plenario rechazó una moción de ampliación del plazo del proyecto del Día del Padre. Foto: Asamblea Legislativa para LN

El Congreso archivó este lunes un proyecto de ley que fijaría el 17 de junio como Día del Padre y lo declararía feriado de pago obligatorio.

Con 32 votos en contra y diez a favor, el plenario rechazó una moción para ampliar el plazo cuatrienal del texto.

El periodo de discusión de este proyecto vence este martes 2 de junio. Al no aprobarse un nuevo plazo, el texto muere.

Las iniciativas de ley tienen cuatro años de vigencia para su discusión, aunque existe la posibilidad de que los diputados extiendan los plazos por cuatro años más.

El proyecto, que se encuentra bajo el expediente N°19985, busca realizar una reforma al artículo 148 del Código de Trabajo. Fue propuesto por el exdiputado liberacionista Rolando González en junio el 2016.

Actualmente, el Día del Padre se celebra el tercer domingo del mes de junio y no es feriado.

Luis Fernando Chacón, jefe de fracción de Liberación Nacional (PLN), argumentó que crear el feriado de pago obligatorio, en este momento, “no ayuda en nada a la economía nacional”.

Argumentó que la bancada verdiblanca apoya al 100% el día del padre, pero "ante la situación que vive el país y sin quitar el mérito que tenemos los padres en Costa Rica, ya esta celebración se realiza de una manera anual, en el tercer domingo de cada mes de junio”.

Por su parte, el jefe de fracción del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), Otto Roberto Vargas, afirmó: “En estos momentos de crisis económica, entendemos que es difícil crear un nuevo día feriado, por lo que espero que una propuesta similar sea retomada más adelante”.

Por otra parte Rodolfo Peña, jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), coincidió en que este no es el momento: “El proyecto requiere de más análisis pues implicaría un día feriado más, lo cual se carga económicamente sobre el sector empresarial. No es un buen momento ni una buena señal cargar más a quienes producen el 80% del empleo. Creo que en otro momento podemos buscar un espacio para replantear esta iniciativa”.

Su compañera María Vita Monge llamó a revisar la decisión: “He conocido a lo largo de mi vida hombres que son padres excepcionales, muchos inclusive han cuidado y criado a sus hijos solos y creo necesario, compañeros, pensar que si estamos en un país de igualdad es justo que también los padres tengan un día especial donde se les celebre”.

“Les pido revisémoslo, no nos cerremos a la posibilidad de que todos los padres de Costa Rica tengan un día en el que se les pueda celebrar y que sea oficial este día, no es justo que sea una vez, ahí de vez en cuando”, añadió.