Silvia Artavia.   2 noviembre, 2018
Ivonne Acuña y Jonathan Prendas pertenecieron, hasta la semana anterior, al Partido Restauración Nacional. Foto: Rafael Pacheco.

Los diputados decidirán la próxima semana si investigan a Jonathan Prendas, coordinador del nuevo bloque de congresistas denominado Nueva República, por haber cobrado al Congreso el incentivo salarial llamado dedicación exclusiva mientras prestaba servicios como politólogo al Partido Restauración Nacional (PRN).

Tal decisión la tomará la Comisión de Ingreso y Gasto Público, en respuesta a una moción presentada por la diputada Paola Vega, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

En esa solicitud, Vega pide que se indague a Prendas por “presuntos pagos indebidos con fondos del erario público” y para que se retire como presidente de dicha comisión.

La moción la iban a conocer los miembros de esa comisión en la sesión de este jueves 1°. de noviembre. Sin embargo, no dio tiempo de que los diputados la votaran, por lo que el destino de la propuesta quedará pendiente para dentro de una semana, cuando se vuelvan a reunir los integrantes de ese foro.

Una moción con contratiempos

La misma tarde de este 1°. de noviembre, la diputada del PAC publicó en su cuenta de Facebook un video en el que denunciaba que en la sesión del día se había vivido “una situación sin precedentes”.

Según Vega, tanto Prendas como su compañera de tendencia, Ivonne Acuña, habrían retrasado la revisión de la moción.

La denunciante dijo que el diputado, en su condición de presidente de la Comisión, había acomodado las mociones para que la presentada por ella quedara al final y no diera tiempo de votarla.

“Don Jonathan se retiró (de la Comisión al momento de leer la moción), pero antes de retirarse dejó las mociones acomodadas –porque es el presidente quien las acomoda–, pero no las acomodó en el orden que tenía que ser. Según reglamento, las mociones tienen que estar en el orden de presentación. La mía estaba presentada con muchísima anterioridad a otras, entonces esa fue la primera treta que yo vi”, comentó Vega.

Asimismo, la congresista de Acción Ciudadana afirmó que Ivonne Acuña había pedido la palabra en esa misma comisión, “de la que ni siquiera forma parte”, con el objetivo de retrasar la vista de la propuesta en cuestión.

“La segunda (treta, según Vega) es que, por reglamento, sobre una moción de orden solo puede hablar el proponente. Doña Ivonne pide la palabra, se le indica que no puede, y estamos hablando de que en ese momento solo quedaban cuatro minutos para que terminara la sesión… lo que hizo fue justificar a Jonathan Prendas y hablar por el fondo, cosa que no es permitida”, prosiguió la diputada del PAC.

‘No hubo atrasos’

Ante las declaraciones de Vega, el hoy coordinador de Nueva República aseguró que él no conocía el orden de las mociones, pues esa es labor de las secretarias de la Comisión.

El diputado –quien hasta hace una semana pertenecía a Restauración Nacional– negó que hubiera ánimo de atrasar la vista de la moción.

Agregó que ha sido la misma Vega quien ha demorado la revisión de la misma iniciativa presentada por ella.

Según contó el diputado, su colega del PAC había expuesto la moción a la Comisión de Ingreso y Gasto Público desde hace tres semanas. Sin embargo, luego la retiró para hacerle ajustes y la volvió a presentar.

“Lo que sí me parece curioso es que señale (Vega) que hay un bloqueo cuando ella misma fue quien evitó la votación hace tres semanas. Retiró la moción diciendo que le iba a agregar más elementos, pero la moción sigue siendo exactamente la misma… No sé si es que vio que el ánimo de los diputados era votarla en contra”, aseveró Prendas.

Agregó que, en todo caso, si no se resolvía este jueves, habrá que votarla la semana próxima “sin ningún drama”.

Por su parte, la legisladora Ivonne Acuña se mostró sorprendida ante las aseveraciones de su homóloga del PAC, y dijo que lo que ocurrió fue que Vega cambió la moción poco antes de que terminara la sesión.

En esa misma jornada del jueves, el departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa le contestó a Vega que era improcedente retirar a Jonathan Prendas de su cargo como presidente de la Comisión de Ingreso y Gasto Público, como ella proponía.

Por ese motivo, rápidamente, la congresista del PAC hizo ajustes al documento.

“Quedaban dos minutos para que se levantara la sesión. Ella corre y presenta la moción sin esa parte (el fragmento que pedía el retiro de Prendas), y la presidenta de la Comisión no la iba a leer. Eso no procede, porque para que una moción no se lea, debe haber otra de dispensa de lectura, y esa no existía. O sea, tenia que leer toda la moción y no dio tiempo, porque era larguísima”, contó Acuña.

La también miembro del bloque Nueva República aseguró que no trató de retrasar el trámite para que se votara la iniciativa de Vega.

“Yo no veo por qué ella dice que yo estaba tratando de entorpecer. Nada que ver. Fue ella quien cambió la moción al pura final”, añadió.

Asimismo, Acuña explicó que su intervención fue breve.

“Yo pienso que la gente interpreta lo que quiere. Pedí el uso de la palabra por el orden, para decir que no cabía que él (Prendas) se retirara de la presidencia (de la Comisión de Ingreso y Gasto), pero eso es parte de la dinámica de las comisiones. Hablé menos de dos minutos, porque, por el orden, solo tenemos dos minutos para hablar, y lo que duré fue menos que eso, como un minuto”, concluyó.

El caso de Prendas

Paola Vega pidió investigar a Jonathan Prendas luego de que La Nación diera a conocer que el legislador cobró al Congreso por el incentivo salarial conocido como dedicación exclusiva –que impide a los funcionarios públicos ofrecer su ejercicio profesional a terceros– al tiempo que le vendía sus servicios como politólogo al Partido Restauración Nacional.

De esa manera lo hizo durante cuatro meses, entre el 4 de octubre del 2017 y el 4 de febrero del 2018, cuando trabajaba en la Asamblea como asesor del entonces diputado y candidato presidencial Fabricio Alvarado.

Así consta en un acuerdo contractual que lleva la firma de Prendas y la de quien fuera su compañero de bancada en aquel momento, Carlos Avendaño, presidente de Restauración.

“Vi mucha necesidad de atrasar la sesión (del jueves 1° de noviembre) y no me puedo explicar por qué. Talvez hay negociaciones pendientes para los votos, entonces lo que preferí fue correr a la Procuraduría de la Ética a presentar la denuncia ante ese órgano, porque, ya cuando uno ve tanto temor ante una investigación, comienza a sospechar todavía más”, concluyó Vega.