Aarón Sequeira. 1 octubre

(Video) Gustavo Viales defiende su proyecto para reducir plazo a gastos electorales

Los diputados dispensaron de todo trámite legislativo, este jueves, un proyecto del liberacionista Gustavo Viales que reduciría el periodo en que el Estado reconocería gastos de campaña, para las elecciones nacionales del 2022.

La propuesta de Viales, acuerpada por el PLN, establece que el TSE solo reembolsaría a los partidos políticos gastos electorales hechos a partir del 1.º de noviembre del 2021, en vez del 6 de octubre, el día del banderazo de salida a la campaña.

Con eso, el periodo de gastos reembolsables se reduciría en 25 días, de cinco meses y medio a cuatro meses y medio.

Los gastos de las agrupaciones solo se reconocerían si se realizan entre el 1.º de noviembre del 2021 y el 23 de marzo del 2022, hasta 45 días después del 6 de febrero, día de las elecciones.

A través de una reforma al Código Electoral, se permitiría que los partidos puedan financiar sus actividades durante los primeros 25 días de campaña vía contribución privada o recursos propios.

La propuesta para apurar el camino de esa iniciativa tuvo 31 votos favorables, mientras que 15 legisladores se manifestaron en contra, pues reclaman que se intente llevar esa discusión apresuradamente al salón del pleno, sin haber hecho consultas anteriormente, ni al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), ni a los partidos políticos.

Así lo reclamaron el frenteamplista José María Villalta y Wálter Muñoz, del Partido Integración Nacional (PIN).

El plan también establece que la deuda política para las elecciones nacionales del 2022 y las municipales del 2024 equivaldría a un 0,10% del producto interno bruto (PIB), unos ¢34.000 millones.

Precisamente, un proyecto de Villalta avanzó esta semana, cuando los legisladores decidieron hacerle una modificación para que el monto establecido por financiamiento estatal para los partidos políticos durante los procesos electorales nacionales, del 2022, y municipales, del 2024, sea de un 0,10% del producto interno bruto (PIB) del 2020 y no el 0,11% como originalmente se preveía.

Los diputados que votaron en contra de la propuesta son: Otto Roberto Vargas, del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC); Pablo Abarca, Shirley Díaz, Aracelly Salas, Rodolfo Peña, María Inés Solís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

José María Villalta, del Frente Amplio; Wálter Muñoz y Patricia Villegas, del PIN; así como los independientes Carmen Chan, Harllan Hoepelman, Jonathan Prendas, Nidia Céspedes, Marolin Azofeifa, Ignacio Alpízar y Erick Rodríguez Steller.