Josué Bravo. 21 julio
En la mañana de este miércoles, el plenario discutiría el segundo presupuesto extraordinario. Foto: Asamblea Legislativa para LN
En la mañana de este miércoles, el plenario discutiría el segundo presupuesto extraordinario. Foto: Asamblea Legislativa para LN

Los diputados aprobarían este miércoles, en primer debate, un segundo presupuesto extraordinario del 2020 que contiene más recursos para el bono Proteger y otros subsidios para los afectados económicos por la pandemia, así como una reducción de gastos en el Presupuesto Nacional.

Así lo informaron el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, y el jefe de bancada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez.

Cruickshank explicó que, como este segundo presupuesto extraordinario se tramita por una vía rápida, con un plazo perentorio, la discusión en el plenario legislativo iniciaría este miércoles, un día después de haber llegado el expediente desde la comisión de Asuntos Hacendarios.

“Por reglamento, el presupuesto extraordinario tiene prioridad. Mañana mismo empieza la discusión del presupuesto. Para esos efectos, el plenario se constituye en comisión porque, por tener un plazo tan perentorio, para tenerlo votado en tres días no se permite devolver el expediente a comisión”, explicó el presidente legislativo.

Tanto Cruickshank como Sánchez, informaron de que la idea es poder sellar este miércoles el primer debate del expediente.

“Aprobaríamos una moción de posposición para entrar directamente a ver el presupuesto y el interés es poder extender la sesión lo que sea necesario hasta poder votar en primer debate”, añadió Sánchez.

En este segundo presupuesto extraordinario, el Gobierno propuso una reducción de gastos por ¢328.000 millones que, al descontar los ingresos destinados a la pandemia, arroja un recorte neto de ¢196.000 millones en el presupuesto del Gobierno Central.

Asimismo, destina ¢90.000 millones para los bonos Proteger y otros subsidios destinados a los damnificados económicos de la pandemia a través del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

También, contiene una transferencia de ¢45.800 millones para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), de los cuales ¢3.000 millones servirían para financiar pensiones para adultos mayores en pobreza, del Régimen No Contributivo (RNC).

Del mismo modo, reconoce una caída de ¢1,07 billones en los ingresos del Gobierno, de los cuales ¢664.000 millones serán cubiertos con nueva deuda pública y ¢217.000 millones con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Agencia Francesa de Desarrollo (BID).

El presupuesto fue dictaminado afirmativamente este lunes por la comisión de Hacendarios.

El expediente pasó el Plenario este martes y, por reglamento, mañana inicia la discusión en el Plenario, añadió Silvia Hernández, diputada liberacionista presidenta de la comisión.

El proceso en el Plenario iniciaría con la etapa de recepción de mociones de fondo vía artículo 137, en la que todos los diputados del Plenario tienen la posibilidad de proponer cambios.

Luego, se evacuarían esas mociones en el mismo Plenario, que se convierte en comisión. De concretarse la votación en primer debate este miércoles, el expediente recibiría segundo debate el próximo viernes.

Posteriormente, sería enviado a Casa Presidencial para que la firme el presidente de la República, Carlos Alvarado. Culminado este trámite, sería publicado en el diario oficial La Gaceta para que entre en vigor.

Para ser aprobado en definitiva, este presupuesto requerirá del voto afirmativo de 38 de los 57 diputados, en vista de que la Corte Suprema de Justicia declaró que la reducción del gasto, que en su caso es de ¢5.000 millones, afectará su funcionamiento y operación.

Sánchez explicó que los 38 votos son indispensables para el segundo debate. Para el primero, añadió, basta con que reciba el voto de una mayoría simple (la mitad más uno).

“Pero sí creo que hay mucha conciencia de las fracciones legislativas de la necesidad de este presupuesto y de que todos contribuyan, incluyendo la Corte. Sí estoy seguro que vamos a lograr acumular los 38 votos necesario incluso desde el primer debate”.

“Si en algo hay conciencia es que no hay actores en el sector público que puedan eximirse de la posibilidad de aportar en esta situación y entre esos también esta la Corte”, consideró el diputado rojiamarillo.

Sánchez y Cruickshank explicaron que, solo en el caso de que la discusión de mociones no se agote este miércoles, el proyecto se aprobaría en primer debate el jueves y en segundo debate el próximo lunes.