Michelle Campos. Hace 1 día
El despacho de Dragos Dolanescu indicó que los congresistas que tuvieron contacto con él, este martes, en el plenario, ya fueron informados sobre el contagio de un familiar cercano.
El despacho de Dragos Dolanescu indicó que los congresistas que tuvieron contacto con él, este martes, en el plenario, ya fueron informados sobre el contagio de un familiar cercano.

El diputado independiente Dragos Dolanescu inició, este martes, un periodo de aislamiento por haber tenido contacto directo con un familiar que contrajo de covid-19.

Así lo confirmó, esta tarde, su propio despacho. La nota indica que una persona dentro del núcleo familiar del legislador dio positivo a una prueba de diagnóstico.

“Tras confirmarse con prueba PCR el caso en mi familia, procedo a entrar en aislamiento por instrucción del médico de la Asamblea Legislativa”, indicó Dolanescu en su mensaje

Al parecer, la persona contagiada con la que interactuó presenta un cuadro leve. El diputado afirmó que tanto él como su círculo de allegados no presenta síntomas.

“Hasta el momento, los demás miembros de mi familia se encuentra bien de salud. No hay problemas en ese aspecto”, recalcó.

Este 4 de mayo, Dolanescu estuvo presente en el plenario legislativo, durante la sesión solemne en la que el presidente de la Republica; Carlos Alvarado, presentó su tercer informe de labores.

Su despacho aseguró que tras enterarse del contacto, el independiente procedió a informar a los diputados con los que tuvo contacto cercano durante la sesión, así como a los servicios de salud del Congreso.

Caso en análisis

El departamento de Salud de la Asamblea Legislativa confirmó este martes que, además del caso de Dolanescu, hay una legisladora que también está bajo observación.

Se trata de Shirley Díaz, diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien fue enviada a guardar aislamiento por haber estado en contacto con un caso positivo de su núcleo familiar.

Walter Rodríguez, doctor del Congreso la Asamblea, notificó a los parlamentarios sobre los dos casos.

“Se suman a los indicados en el reporte de ayer, dos casos más para aislamiento, una señora diputada del PUSC y el señor diputado independiente”, precisa el mensaje.

La fracción socialcristiana desmintió que alguna de sus diputadas esté en aislamiento e indicó que la congresista Shirley Díaz cuenta con un permiso preventivo, más no una orden sanitaria.

“Ninguno de nuestros diputados se encuentran con orden de aislamiento en este momento. La diputada Shirley Díaz tiene permiso de forma preventiva por esta semana”, indicó la oficina de prensa de la bancada del PUSC.

Por su parte la diputada Díaz, indicó que aún no se le ha girado ninguna orden, pero sí cbnfirmó haber estado en contacto con un caso cercano.

La propia socialcristiana había sido diagnosticada como caso positivo dos semanas atrás.

En las últimas dos semanas, el Congreso ha registrado una serie de contagios. Los casos positivos se han presentado en legisladores, asesores parlamentarios y personal administrativo.

Desde el jueves 22 de abril hasta el 29 de ese mes, las sesiones del plenario fueron suspendidas, luego de que confirmaran los casos de la diputada María Inés Solís del PUSC, y de un asesor del Partido Restauración Nacional (PRN).

Luego, tras un rastreo epidemiológico realizado por el Ministerio de Salud un día después de ambos casos, un total de siete diputados fueron enviados a aislamiento.