Aarón Sequeira.   25 febrero
Zoila Volio, del PIN, y Gustavo Viales, del PLN, están a favor de que se mantenga el permiso para que los costarricenses puedan tener hasta tres armas de fuego. José María Villalta, del Frente Amplio, está en contra de esa medida. Fotos Melissa Fernández

La diputada Zoila Rosa Volio, del Partido Integración Nacional (PIN), negó que hubiera pecado ni que fuese necesario hacer un drama por la frase que pronunció, el jueves anterior, durante un receso de la Comisión de Narcotráfico y Seguridad, mientras se tramitaba una reforma a la Ley de Armas y Explosivos.

Según la congresista, “nadie le está faltando el respeto a nadie”, específicamente cuando ella dice: “Le voy a dar hasta por el hocico”.

Volio pronunció la frase inmediatamente después de que Harllan Hoepelman, del bloque de diputados independientes afines a Fabricio Alvarado, hablara en contra de la tenencia de armas de fuego que se debate en ese foro parlamentario.

La parlamentaria se refirió a esa declaración este lunes, durante una sesión extraordinaria del plenario del Congreso, precisamente después de que Hoepelman e Ivonne Acuña hubieran tomado el micrófono para pedir que Volio se disculpara.

“Fue en una sesión, fue off the record (fuera de grabación). Aquí nadie le está faltando el respeto a nadie. Yo hablo de una forma coloquial. Cuando me duele la cabeza, yo digo: ‘me duele la jupa, me golpeé la pata’, porque esa es mi forma de hablar”, explicó la diputada en el plenario.

Poco antes, Hoepelman refirió que hay gente que lo llama por teléfono para preguntarle quién es la persona que le va a dar hasta por el hocico, pero que, al contrario de lo dicho por la congresista, él cree que se debe dar una discusión amable y solidaria.

“Creo que hay que llamar al orden, porque esto no puede pasar”, dijo Hoepelman, quien originalmente no se había enterado, el propio jueves, de la frase dicha por Zoila Rosa Volio, durante un receso.

Aunque efectivamente la congresista dijo esa frase durante un receso, sus palabras quedaron grabadas en la transmisión en vivo por el canal de Youtube de la Asamblea Legislativa; por lo tanto, no se dieron fuera de grabación, aunque sí fuera del espacio oficial de la sesión del foro parlamentario.

“¿Qué hubiese pasado si hubiese sido un hombre el que le dice a una mujer esto? Debemos tener respeto, caminar con respeto”, enfatizó el diputado cristiano independiente.

En la grabación que aún está en el canal oficial parlamentario, también consta que, luego de decir que “le iba a dar hasta por el hocico a alguien” con su intervención, la diputada Volio llama por teléfono a alguien para preguntarle en cuál parte de la Biblia dice que “si uno mata en defensa propia, Dios lo perdona”.

Ver más!

“Yo les digo que fue desafortunado que el micrófono haya quedado abierto. Dicen que los cristianos tienen que poner la mejilla dos veces, pero ya vamos por dos y no voy a esperar la tercera. La próxima vez voy a alzar un poquito la voz, porque debemos ser respetuosos”, insistió Hoepelman.

Antes de aceptar algún error de su parte, o de disculparse con alguien, Volio alegó que ella habla así, coloquialmente, y que no ve pecado, porque todo el mundo dice: “me duele la panza o me siento como un perro, cuando estoy resfriada”.

“Así que no hagamos drama donde realmente no lo hay”, adujo Volio. Es más, la legisladora del PIN alegó que haber publicado su frase “es amarillismo” y que era un comentario que “uno hace con uno mismo”.

Zoila Rosa Volio es una de las cinco personas que en la Comisión de Narcotráfico y Seguridad se ha opuesto a que se limite, con una reforma legal, la cantidad que las personas tienen permiso de poseer.

Actualmente, la ley permite que cada costarricense pueda inscribir tres o más pistolas. La reforma dictaminada bajo expediente legislativo 20.509 disminuyó la cantidad de armas a una, pero nuevamente los congresistas volvieron a aumentar el número en tres, con modificaciones aprobadas en el proyecto, en enero.

Además de Volio, también están por las tres armas Gustavo Viales, Roberto Thompson, David Gourzong y Jorge Fonseca, quien sin ser parte del foro legislativo, ha sustituido a Thompson cuando precisamente se discute ese tema. El quinto voto a favor de las tres armas es el de Otto Roberto Vargas, del Partido Republicano Social Cristiano.