Sofía Chinchilla C..   17 septiembre, 2018
La diputada Franggi Nicolás, del PLN, desoyó el acuerdo de su fracción y se sentó este lunes a conversar con los huelguistas en el Congreso. Ella aduce que los legisladores podrían ser garantes de un proceso de diálogo entre sindicalistas y Gobierno. Foto: Diana Méndez.

La diputada Franggi Nicolás, del PLN, desoyó el acuerdo tomado por su fracción y decidió reunirse, la mañana de este lunes, por cuenta propia con representantes de los sindicatos.

Tan solo unos minutos antes, la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN) había tomado la determinación de no dialogar con los huelguistas, por considerar que eso es responsabilidad del Gobierno.

Más bien, la oferta liberacionista se enfocó en promover la suspensión temporal del trámite de la reforma fiscal, solo si los sindicalistas deponen la huelga y sus medidas de presión, y se sientan a conversar con el Poder Ejecutivo.

Pese a ello, pasadas las 11 a. m., Nicolás recibió a líderes gremiales en el edificio Sión de la Asamblea Legislativa, en el recinto de la Comisión de Redacción.

Al respecto, el jefe de fracción de Liberación, Carlos Ricardo Benavides, aseguró a La Nación que Nicolás actuó por cuenta propia y sin respaldo de su partido.

El vocero verdiblanco detalló que Nicolás comunicó esta mañana su intención de reunirse con los sindicatos, a lo que el resto de la bancada le respondió que no avalaba la decisión.

De acuerdo con Benavides, el PLN considera que el diálogo debe ser con el Poder Ejecutivo, pero solo hasta que los sindicatos depongan la protesta.

Benavides aseveró que la diputada actúa “totalmente” por cuenta propia.

“Así lo conversamos durante esta mañana aquí en la fracción. Ella (Nicolás) está clara en que esa disposición es exclusivamente de ella”, dijo el jefe verdiblanco.

Ver más!

“La fracción decidió no recibir a los sindicatos. Nosotros creemos que el diálogo corresponde con el Gobierno y nosotros no los vamos a recibir. Creemos que el Ejecutivo debe tener el liderazgo en materia de negociación, que debe aplicar ya el peso de la ley para abrir las vías públicas y para garantizar el suministro de combustibles”, sentenció.

Alega “punto muerto”

A la salida del encuentro con líderes sindicales, la diputada Franggi Nicolás alegó que recibió a los huelguistas porque “se llegó a un punto muerto”.

Entre los visitantes estaba Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

“Siento que ya se llegó a un punto muerto, se ofreció hace varios días esa mesa de diálogo y no se ha dado. El Gobierno siento que juega ‘escondido’ con los sindicatos, por lo tanto yo, como diputada, sí necesitaba, sí era necesario para mí sentarme con los sindicatos para ver cómo yo como diputada, y estoy segura que otros se sumarán, podremos generar ese diálogo”, dijo la puntarenense.

Ver más!

Nicolás justificó que los gremios no hayan aceptado las opciones de diálogo que ha ofrecido el Ejecutivo, porque alega que no han sentido que haya “garantes” en el proceso. Aseguró que, en este caso, los diputados como ella deben ser esos garantes.

Restauración ‘de acuerdo con la lucha’

Minutos antes de la reunión entre la liberacionista y los líderes gremiales, un grupo de diputados del Partido Restauración Nacional salió a saludar a los huelguistas que se manifestaban al frente del Congreso.

Carlos Avendaño, Eduardo Cruickshank, Melvin Núñez, Xiomara Rodríguez, Floria Segreda y Giovani Gómez estuvieron entre esa comitiva. Avendaño, al frente del grupo, estrechó las manos de los manifestantes que estaban más cerca de las vallas de la Fuerza Pública.

Ver más!

“Estamos de acuerdo en la lucha que ustedes están dando”, les dijo el jefe de fracción de Restauración.

“Nosotros no nos hemos escondido. Estamos aquí afuera, dándoles la cara, diciéndoles que damos gracias por ese voto que ustedes dieron por nosotros, y a quienes no votaron por nosotros, también les estamos dando la cara, porque esto es una asunto de responsabilidad”, les dijo el restauracionista.

La líder del movimiento que en ese momento tenía el micrófono pidió a los presentes que aplaudieran a los restauracionistas.

Avendaño y Núñez salieron nuevamente, cerca del mediodía, a saludar a otro grupo de huelguistas que se reunió en el costado norte del Congreso.