Natasha Cambronero, Esteban Oviedo. 18 marzo, 2016

El Department of Homeland Security (Departamento de Seguridad Interna de EE. UU.) vincula al menos 15 cuentas del sitio de compras amazon.com con el sportsbook 5Dimes.

Al oficial federal de Policía, Geoffrey Gordon, le llamaron la atención las costosas compras que se hicieron desde esas cuentas y que todas ellas se realizaban desde una misma dirección IP y un mismo dominio en Costa Rica, los cuales están vinculados con esa casa de apuestas.

La mayoría de esos bienes, presume la investigación, se utilizaron para premiar a los apostadores.

Dos hombres en Estados Unidos relataron a Homeland Security cómo 5Dimes usa ese mecanismo para que sus clientes hagan apuestas y eventualmente reciban premios.

Según sus testimonios, el sportsbook les pidió adquirir en efectivo las tarjetas y enviar los códigos por correo electrónico. Desde las cuentas de 5Dimes se envió a direcciones en Estados Unidos, 3 monedas de oro valoradas en $168.000 (¢90.720.000) y un brazalete de la marca Tiffany de $4.160 (¢2.246.400).

No obstante, otros costosos artículos tuvieron como destino un casillero localizado en Ocean Air Cargo, en Miami, Florida, que exclusivamente hace envíos hacia Costa Rica.

A ese sitio, Amazon trasladó, entre otras cosas, tres coffee makers valorados en $16.000 (¢8.640.000), cuatro sillas masajeadoras que costaron $30.000 (¢16.200.000) y un abrigo de mink de $8.795 (¢4.749.300). Además, 5Dimes adquirió bienes que la investigación presume se utilizaron para pagarles a los empleados y proveedores, e incluso, para equipar las oficinas donde opera el sportsbook .

Por ejemplo, la empresa gastó $100.000 (¢54.000.000) en 200 sillas de oficina, $40.000 en 50 televisores y otros miles de dólares en computadoras. También, se compraron 50 sudaderas con el logo de 5Dimes.

La cuenta en Amazon denominada GC Lover, que, según Estados Unidos es de 5Dimes, fue donde más recursos entraron, $882.500 (¢476 millones). Mientras que en las otras 14 poco más de un $1 millón. En total, las cuentas bajo investigación por supuesto lavado recibieron $1.878.000 (¢1.014 millones).