Josué Bravo. Hace 5 días
Rodrigo Alberto Carazo, embajador de Costa Rica en la ONU, explicó que el voto del país es una advertencia de que
Rodrigo Alberto Carazo, embajador de Costa Rica en la ONU, explicó que el voto del país es una advertencia de que "estaremos atentos al buen uso de los recursos pagados por todos los países para el buen funcionamiento de la Organización”. Foto: captura de pantalla.

Costa Rica votó en contra de una resolución adoptada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que permitirá ampliar de 16 a 21 miembros la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto (ACABQ), por sus siglas en inglés), a partir del 1° de enero 2021.

ACABQ es un organismo auxiliar de la ONU encargado de hacer recomendaciones sobre presupuestos y los asuntos administrativos de la ONU. La Asamblea General elige a sus integrantes para un período de tres años por zona geográfica.

El país, a través del embajador en la ONU, Rodrigo Alberto Carazo, votó en contra de la resolución alegando que la ampliación a cinco miembros de ese órgano aumentaría el presupuesto de Naciones Unidas en $1.858.000 en el 2021 y en $1.861.000 en el 2022, lo cual seguiría aumentando sucesivamente.

La resolución fue adoptada con una votación de 120 votos a favor contra 48 en contra, incluida Costa Rica, y 4 abstenciones.

“Es una advertencia de que estaremos atentos al buen uso de los recursos pagados por todos los países para el buen funcionamiento de la Organización”, manifestó Carazo.

“Es una organización indispensable y costosa, sin duda; hay que poner atención al gasto, que no debería seguir creciendo año con año sin el debido escrutinio de sus miembros”, añadió el diplomático.

En octubre del 2019, el secretario general del organismo mundial, Antonio Guterres, comunicó que la Organización sufría su peor crisis presupuestaria en casi una década, debido a que a la fecha solo 129 países había pagado puntualmente sus cuotas del presupuesto ordinario.

Guterres advirtió de que la ONU corría el riesgo de agotar sus reservas de liquidez a finales de ese mes y urgió a los restantes 64 países a efectuar el pago total con urgencia.

Finalmente, la ONU aprobó en diciembre anterior su presupuesto de $3.000 millones para el 2020, luego de jornadas de negociaciones.