Sofía Chinchilla C.. 22 octubre
Policías separaron a los simpatizantes de los candidatos Evo Morales y Carlos Meza este lunes en La Paz, Bolivia. Foto: AP.
Policías separaron a los simpatizantes de los candidatos Evo Morales y Carlos Meza este lunes en La Paz, Bolivia. Foto: AP.

El Gobierno de Costa Rica gestionó la convocatoria a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que analizará las preocupaciones de varios países sobre las elecciones en Bolivia.

La sesión se realizará este miércoles a las 10 a. m., (hora de Costa Rica), según anunció el órgano interamericano al mediodía de este martes.

Además de Costa Rica, solicitaron la reunión Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

La convocatoria se emite horas después de que la misión de observación electoral de la OEA en Bolivia, presidida por el excanciller costarricense Manuel González, manifestara “su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar" en la tendencia de los resultados preliminares de los comicios presidenciales bolivianos, que se efectuaron el domingo.

“Costa Rica insta al pueblo boliviano a mantener una actitud vigilante, pero pacífica y ordenada, para que el proceso electoral pueda concluir de manera correcta”, dice el comunicado que emitió la Cancillería, al anunciar su apoyo a la solicitud de la sesión.

Para el mediodía de este martes, los resultados parciales del conteo los lideraban el presidente Evo Morales (con un 46,87% de los votos) y el exgobernante opositor Carlos Mesa (con 36,73% del sufragio).

Dicha ventaja convertiría a Morales en el ganador de la contienda, en la primera ronda. Según la ley boliviana, si el ganador en primera vuelta obtiene el 50% más uno de los votos válidos o al menos 40% de los sufragios, con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo, se evita el balotaje.

No obstante, sus opositores denuncian un fraude y protestan en las calles, pues el lunes por la noche, las autoridades electorales, sin explicación alguna, reanudaron el recuento de votos interrumpido el día anterior, cuando la tendencia señalaba que la estrecha ventaja de Morales sobre Mesa ameritaría que los comicios se fueran a una segunda vuelta.

“A las 20.10 de ayer (domingo), el TSE dejó de divulgar resultados preliminares, por decisión del pleno, con más del 80% de las actas escrutadas. 24 horas después, el TSE presentó datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral”, dice el comunicado de la misión de la OEA.

Los observadores llamaron a que se respete la voluntad de los electores del país suramericano e informaron de situaciones que les preocupan.

“La Misión de Observación Electoral de la OEA ha testificado la inequidad evidente entre las candidaturas. Ha sido notorio el uso de recursos públicos durante la campaña”, declaró la misión.

El gobierno de Costa Rica instó a las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia a “acatar a plenitud” las recomendaciones de la misión de observación, con el fin de resguardar la transparencia de los comicios.