Josué Bravo. 15 diciembre, 2018
El periodista Carlos Fernando Chamorro, fue empujado por policías antimotines esta mañana, mientras reclamaba en la Policía Nacional de Plaza El Sol, Managua, por la toma de la redacción de los cuatro medios que dirige. Foto: Inti Ocon, AFP
El periodista Carlos Fernando Chamorro, fue empujado por policías antimotines esta mañana, mientras reclamaba en la Policía Nacional de Plaza El Sol, Managua, por la toma de la redacción de los cuatro medios que dirige. Foto: Inti Ocon, AFP

Costa Rica manifestó, una vez más, preocupación por el deterioro de los derechos humanos en Nicaragua; luego de la arremetida de la Policía Nacional contra los medios de comunicación independientes y contra nueve ONG críticas al gobierno de Daniel Ortega.

Además, el país se solidarizó con las víctimas que sufren el acoso gubernamental y “abogó por el respeto y el diálogo para lograr un retorno a la normalidad y la paz en el país vecino”.

“Costa Rica no puede permanecer en silencio ante el recrudecimiento del acoso, la represión y la persecución hacia personas, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de derechos humanos, de periodistas y medios de comunicación”, dijo la Cancillería en un comunicado divulgado la noche del viernes.

Este sábado, la revista digital nicaragüense Confidencial denunció que a las 10:27 p. m. del viernes un grupo de policías armados –llegaron en dos patrullas y un autobús–, tomaron el edificio donde se encuentra su redacción en Managua.

El mismo edificio alberga los programas de televisión Esta Semana, Esta Noche y la Revista Niú. Los cuatro medios son dirigidos por el periodista Carlos Fernando Chamorro y el local ya había sido allanado entre la noche del jueves y la madrugada del viernes.

Carlos F Chamorro le reclama en persona a la policia nuestra redacción, confiscada de manera ilegal #SOSNicaragua.

Posted by Wilfredo Miranda Aburto on Saturday, December 15, 2018

Chamorro calificó los allanamientos a la redacción como un “asalto” ordenado por el jefe supremo de la policía, el presidente Daniel Ortega. El periodista aseguró que los oficiales se llevaron 13 computadoras de escritorio tipo PC, 7 Mac, todas las editoras de vídeos de los programas de televisión, otros equipos de trabajo de producción y documentos contables.

Los allanamientos incluyeron el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la fundación Popol Nah, en Managua; la Fundación del Río, en el departamento de Río San Juan, en el sur; y el Instituto de Liderazgo de las Segovias, en Nueva Segovia, en el norte.

La policía también clausuró, el jueves, las instalaciones del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, dirigido por Félix Maradiaga. Este politólogo abandonó Nicaragua después de conocer una orden de captura emitida en su contra por un juez local de Managua, en setiembre.

La mañana del sábado, Chamorro y un grupo de periodistas fueron agredidos por un grupo antimotines, mientras buscaban una explicación de la Policía en la sede de Plaza El Sol, Managua, por la toma de la redacción que el primero dirige.

De acuerdo con la Cancillería de Costa Rica, “la inestabilidad en un país de la región, es algo que nos afecta a todos”.

Por ello, la diplomacia costarricense “aboga porque prevalezca un clima de respeto a las libertades y de plena vigencia de los derechos humanos”.

En escalada

Los allanamientos en instalaciones de los medios independientes y ONG iniciaron el mismo día en que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), anunció la visita a Nicaragua de su representante para Centroamérica, Marlene Alejos.

Sin precisar la fecha, la Oacnudh anunció reunión entre Alejos y el canciller de ese país, Denis Moncada.

La Oacnudh y la representante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH,) Ana María Tello, condenaron por separado la arremetida contra medios independientes y contra las organizaciones.

Desde el 29 de noviembre, la Asamblea Nacional (legislativo) controlada por Ortega ha cancelado personerías jurídicas a nueve ONG críticas a su gobierno, a solicitud del Ministerio de Gobernación.

Ese día los diputados leales a Ortega cancelaron la personería jurídica del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS), que dirigiría Ana Quirós, activista de derechos humanos de origen costarricense que había sido expulsada cuatro día antes hacia Costa Rica.

Las otras organizaciones son: el Cenidh, el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), la Fundación Instituto de Liderazgo de las Segovias, la Fundación para la Conservación y el Desarrollo del Sur Este de Nicaragua (Fundación del Río), La Fundación Popol Na para la Promoción y el Desarrollo Municipal, Hagamos Democracia, y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEP).

Cinco es dirigido por Chamorro, Popol Nah por la ex guerrillera Mónica Baltodano y el Cenid por Vilma Núñez.

Chamorro, Baltodano y Núñez fueron militantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el partido que ahora controla Ortega y su esposa Rosario Murillo.

El presidente de Hagamos Democracia era Luciano García, quien se encuentra actualmente refugiado en Costa Rica.

Nuevo ataque a Chamorro

La mañana de este sábado, Carlos Fernando Chamorro y un grupo de periodistas que asistieron a la sede de la Policía Nacional en Plaza El Sol, en el centro de Managua, a demandar explicaciones por la toma de la redacción de los medios que el primero dirige, fueron agredidos por un grupo de antimotines.

Según el diario nicaragüense La Prensa, los policías antimotines recibieron la orden de empujar y sacar a los periodistas, incluido a Chamorro.

La agresión fue reportada en su cuenta de Twitter por el periodista de Confidencial, Wilfredo Miranda.

Imediatamente, según ese diario, un grupo de antimotines "salieron del edificio a agredir a los periodistas independientes”. La Prensa informó parte de palabras obscenas que, según la información, repetía “uno de los antimotines mientras golpeaba y empujaba con su escudo a los periodistas”.

Además, Confidencial abre su página esta mañana con la noticia de que seis policías armados ocuparon la noche del viernes las instalaciones, luego de ordenar el retiro de los guardas de seguridad del edificio que aún permanecía “desordenado y destruido”.

El mismo edificio ya había sido allanado, sin orden judicial, entre la noche del jueves y la madrugada del viernes. Chamorro calificó como asalto los allanamientos de la Policía Nacional.

LEA TAMBIÉN

“Un asalto que fue ordenado por el jefe supremo de la Policía Nacional, el dictador Daniel Ortega, que ha convertido a la policía en una fuerza delincuencial. Los ejecutores de esta agresión fueron nueve policías que llegaron en la patrulla Hilux N° 264, placa M318518, que al margen de toda legalidad y sin ninguna orden judicial asaltaron nuestra redacción”, dijo Chamorro en su programa del viernes Esta Noche, transmitido por Canal 12, otro de los medios acosados por el gobierno de Ortega.