Josué Bravo. 27 marzo
Ottón Solís, representante de Costa Rica ante el BCIE. Foto: Alonso Tenorio
Ottón Solís, representante de Costa Rica ante el BCIE. Foto: Alonso Tenorio

El Gobierno de Costa Rica le solicitó un crédito de $250 millones (¢142.500 millones) al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), los cuales servirían para apoyar el presupuesto nacional de la República.

Así lo explicó Ottón Solís, representante de Costa Rica ante ese banco regional. “Hace un mes que (Costa Rica) pidió $250 millones", indicó.

Adicional a ese crédito, Costa Rica optaría por otro empréstito de $50 millones (¢28.500 millones) que, según Solís, el BCIE podría destinar a cada uno de los países de la región para afrontar la crisis generada por el covid-19.

De acuerdo con el representante del país ante el Banco, la entidad financiera ya aprobó el marco regulatorio para girar esos recursos.

Añadió que, en el caso de Costa Rica, el préstamo de $250 millones podría quedar aprobado la semana próxima, cuando el Banco sostenga una reunión virtual de directorio.

Solís se refirió a la posibilidad de que el gobierno obtenga la totalidad de los $300 millones, en dos giros diferentes, a raíz de una consulta de La Nación sobre una propuesta del secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo.

Según el Canal 4 de Nicaragua, Cerezo propuso un plan de contingencia regional para enfrentar la pandemia, que incluye una petición del SICA hacia el BCIE, de destinar $1.900 millones para toda la región.

De acuerdo con el documento, $1.000 millones serían para un fondo contingente de apoyo a los bancos centrales de la región, $550 millones para un fondo de emergencia fiscal y $350 millones para generar liquidez a la banca comercial.

Sobre ese planteamiento, Solís dijo que lo desconoce. En todo caso, consideró que es una cifra elevada.

“No podemos llegar a eso tan alto, jamás, pero sí estamos hablando de $50 millones por país para ayudar con un préstamo de largo plazo para ayudar en eso”, expuso.

Sobre los $250 millones solicitados por Costa Rica hace un mes, el representante del país explicó que, desde finales del año anterior, el directorio aprobó dar un giro a su cartera de créditos que, en un principio, es para financiar proyectos.

Con el giro, el BCIE decidió apoyar la liquidez de los gobiernos por un monto de hasta $250 millones por cada país.

“Eso venía acelerándose para apoyar a los países en los problemas presupuestarios, siempre, digamos, que haya como condición mantener la disciplina fiscal".

"Pero este tema de la disciplina fiscal hay que tratarlo con guantes de seda en este caso (por el covid-19), porque hay que gastar en cosas que no se había planeado. Entonces, estamos acelerando eso”, explicó.

También, Solís informó que, en días anteriores, el BCIE aprobó un préstamos por $40 millones para el Banco Nacional (BN) y otro de $50 millones para el Banco de Costa Rica (BCR).

“Son para meterle $90 millones de liquidez a la economía. O sea, hay varios esfuerzos y vienen más. La noticia va a ser más exacta al final de este directorio” la semana entrante, indicó.

Sobre las donaciones para atender la pandemia, Solís recordó que el BCIE regaló $8 millones a la región, $1 millón por país, para atender la emergencia sanitaria.

Informó que esta semana, el directorio del Banco aprobó $2 millones adicionales para comprar pruebas rápidas a una empresa coreana para regalar a todos los países miembros.