Rebeca Madrigal Q.. 22 enero
Manuel Ventura, canciller de Costa Rica. Foto Jeffrey Zamora
Manuel Ventura, canciller de Costa Rica. Foto Jeffrey Zamora

El Gobierno de Costa Rica advirtió de que el régimen de Daniel Ortega intenta desviar la atención de su crisis interna, mediante la creación de problemas artificiales.

Así lo dejó ver la Cancillería, este martes, al responder una nota de protesta de Nicaragua por la muerte de cuatro policías nicaragüenses en el municipio de San Carlos del país vecino, a unos 12 kilómetros de la frontera con Costa Rica, supuestamente a manos de una banda conocida como El Jobo.

“Ante la grave crisis política y social que desde abril pasado vive Nicaragua, Costa Rica advierte sobre todo intento de crear artificiales problemas o controversias, como medio para desviar la atención”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado enviado a los medios este martes.

El viernes 18 de enero, Costa Rica recibió de la Cancillería de Nicaragua una nota en la que se le recuerda al Gobierno costarricense "la obligación que tiene de que, en su territorio, no se permita la organización y permanencia de bandas delincuenciales armadas que incursionan en territorio nicaragüense para cometer delitos de asesinato, crimen organizado, narcotráfico, asalto y abigeato”.

Antes de enviar a Costa Rica la nota, el Gobierno de Nicaragua difundió el texto de forma masiva y hasta traducido la inglés.

Incluso, desde el día anterior, la Policía de Nicaragua publicó en su página un comunicado de prensa en el que señalaba que una patrulla policial fue atacada "cobardemente con armas de fuego por la agrupación delincuencial conocida como banda El Jobo, que comete asaltos, narcotráfico y abigeato (robo de ganado) desde su base en Costa Rica”.

Para Costa Rica, la decisión de Nicaragua de divulgar el texto antes de ser comunicado oficialmente y de enviarlo a un grupo numeroso de países, organismos internacionales y agencias de cooperación, con su respectiva traducción al inglés, “genera dudas sobre la intención” de la nota de protesta.

Además, San José rechazó cualquier intento de Nicaragua de utilizar esta situación “para sus propios fines”.

“Causa sorpresa que, a pesar de que existen mecanismos binacionales para tratar una situación como la supuestamente denunciada por Nicaragua en su nota, se haya escogido obviarlos para darle preminencia a un efecto mediático internacional a gran escala”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica.

Las autoridades costarricenses descartaron que la supuesta banda El Jobo tenga operaciones en el país.

Un presunto grupo insurgente de Nicaragua, con el nombre de Los Atabales, se atribuyó el crimen.

(Video) Mensaje de grupo denominado Los Atabales