Por: Natasha Cambronero 20 octubre, 2015

La Corte Suprema de Justicia acordó archivar la denuncia que un líder sindical interpuso contra el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, por calificar de “vagabundos” a los sindicalistas.

Con 19 de 22 votos, los magistrados desestimaron la querella de Mainor Anchía por presuntos delitos contra el honor.

Según el presidente de la Sala III, Carlos Chinchilla, no se logró comprobar que hubiese dolo en el actuar de Solís; además, su inmunidad lo cobija para expresar opiniones tanto en el plenario como fuera de este.

“Más allá de la inmunidad, como diputado tiene indemnidad. Esto significa que los diputados son absolutamente irresponsables (en el buen sentido de la palabra) de las manifestaciones que digan, no solo en el recinto legislativo, sino más allá. No van a ser perseguidos, ni juzgados por las manifestaciones que digan”, explicó Chinchilla.

Solís dijo sentir alegría, pero prefirió no opinar más.

Anchía, directivo de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) y líder sindical de Fuerza Pública, querelló al diputado por declaraciones que dio a Telenoticias , de canal 7, el pasado 24 de julio.

“Los trabajadores del sector público en cualquier categoría que cumplan con su función de manera eficiente y se ganen la anualidad, no deben darse por aludidos, pero quizás en esa reunión solo había los vagabundos que no se ganan las anualidades, porque los que se las ganan hay que pagárselas, pero hay un sector, como la mitad de empleados públicos, que no se las ganan y no hay que pagárselas”, dijo Solís ese día.

Etiquetado como: