Por: Sofía Chinchilla C..   4 septiembre
Con el sistema Pymexpress, Correos recoge el paquete en el sitio de despacho de la empresa y lo lleva hasta el punto solicitado por el cliente en dos o tres días. Foto: José Rivera.

Correos de Costa Rica puso a disposición de las pequeñas y medianas empresas (pymes) un sistema especial para la distribución de las mercancías que comercializan en línea.

Con el programa Pymexpress, la entidad entrega en todo el país los productos que venden los negocios a través de Internet, con un descuento del 20% sobre el valor del flete para los compradores.

La iniciativa se implementó desde junio, y fue presentada este martes como parte de la estrategia del gobierno para reactivar la economía a través de cuatro áreas de acción, uno de los cuales es el apoyo a las pymes.

De acuerdo con José Alexis Jiménez, presidente de Correos, por ahora hay cerca de 1.500 pymes que ya utilizan el servicio. Mensualmente, envían unos 20.000 paquetes.

“Es interesantísimo. En un mundo donde el comercio electrónico se han convertido en una forma de vender en cualquier nivel de empresa, pero por supuesto que las mipymes son parte de eso, Pymexpress brinda una solución de distribución de ventas en línea a nivel nacional, utilizando la plataforma logística de Correos. Realmente esta es una idea fabulosa”, dijo Edna Camacho, ministra coordinadora del equipo económico del gobierno, quien presentó el plan.

El sistema tiene dos variantes, de acuerdo con el grado de sofisticación de la venta que haya alcanzado la pyme.

Las empresas que cuentan con páginas web habilitadas para el Ecommerce (ventas en línea a través de un sitio web, al estilo de Amazon) se enlazan al sistema electrónico de Correos. Cuando un cliente realiza la compra de un producto, en el mismo sitio indica la dirección en la que desea recibir el paquete y paga el servicio.

La entidad recibe aviso de la solicitud de envío de la mercancía, lo recoge en el sitio acordado con la pyme y lo transporta hasta el sitio de entrega final. El envío tarda dos días dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM) y tres en las demás regiones del país.

“Estamos cerrando una alianza con empresas que desarrollan páginas web, para que desde que nace la página web ya venga con el pegue para poder hacer la distribución local. Estamos invitando a los desarrolladores de páginas web para que ellos peguen a nuestra plataforma y cuando le vendan la página web a la pyme, ya venga todo empaquetado”, comentó Jiménez.

Funciona similar para los negocios que hacen sus ventas a través de redes sociales, con la diferencia de que el empresario debe hacer la solicitud de envío manualmente, a través del sistema electrónico al cual Correos de Costa Rica le da acceso.

“¿Qué buscamos con esto? Primero, que podamos distribuir a absolutamente todo el país. La pyme hoy vende medias, pero por un rango de acción no puede distribuir a ciertos lugares. Segundo, es mucho más económico para la pyme porque no necesariamente tiene que tener un establecimiento, puede venderlo por red social o comercio electrónico, con todos los beneficios que esto implica. Y tercero, que es muy importante, es que le de un mercado meta al que eventualmente de forma física no podría acceder, porque le llega a una población millenial, más jóvenes”, explicó el jerarca.

Jiménez dijo que por ahora, la única limitante que tiene la institución es para la distribución de productos que requieren refrigeración, como jaleas o quesos. Por eso, la institución gestionó la compra de camiones refrigerados que deberían estar disponibles en unos tres meses.

El fomento a las pequeñas y medianas empresas es el segundo pilar de la estrategia de reactivación económica que presentó el Ejecutivo.

En Costa Rica hay 97.000 pymes registradas. En conjunto producen un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) y generan un 34% de los empleos formales.

Camacho anunció las demás acciones que ideó Casa Presidencial para apoyar a ese sector.

Entre​ ellas, citó nuevos programas de capacitación en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). Los cursos están enfocados en gestión empresarial, transición hacia la formalidad, innovación en la ganadería y nivelación para acceder a créditos en la banca pública.

Además, se informó de que se decretará una reducción del 80% en los trámites de inscripción de las pequeñas empresas. Los micronegocios seguirán gozando de exoneración total de esos pagos.

En cuanto a financiamiento, se anunció que durante los próximos cuatro años, Banca para el Desarrollo desembolsará $12,5 millones para financiar 295 emprendimientos.

Para el miércoles está programada la conferencia de prensa en la que se anunciarán medidas administrativas para fomentar la empleabilidad. El jueves corresponde el anuncio sobre inversión en infraestructura, el lunes se hizo el de simplificación de trámites.