Por: Gerardo Ruiz R..   5 marzo
Coopelesca compró, en el 2014, el proyecto Hidroeléctrico Aguas Zarcas a la empresa Holcim de Costa Rica. Durante el 2017, la Cooperativa realizó un mantenimiento mayor a las dos turbinas y los dos generadores de la Casa de Máquinas 2.
Coopelesca compró, en el 2014, el proyecto Hidroeléctrico Aguas Zarcas a la empresa Holcim de Costa Rica. Durante el 2017, la Cooperativa realizó un mantenimiento mayor a las dos turbinas y los dos generadores de la Casa de Máquinas 2.

La Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca R.L.) empezó a gestionar la compra de un terreno que es clave para que pueda mantener en funcionamiento la planta hidroeléctrica Aguas Zarcas, que adquirió a la empresa Holcim por más de $32,7 millones.

Por ese terreno, a lo largo de 2,5 kilómetros, pasa el canal que alimenta la planta cuya adquisición ha sido cuestionada por el elevado precio que le pagó la empresa de electrificación a Holcim, y por las supuestas malas condiciones físicas de los equipos.

El Instituto de Desarrollo Rural (Inder) emitió un comunicado de prensa este lunes en el informó de que, este 5 de marzo, la cooperativa sancarleña inició los trámites para adquirir el terreno.

Según el comunicado, fueron personeros de Coopelesca, encabezados por su gerente, Omar Miranda, quienes iniciaron la gestión de compra ante la Junta Directiva del Inder.

Y detalló que la gestión de venta es a propósito del próximo vencimiento del contrato de arrendamiento de ese terreno de 12,8 hectáreas, el 6 de setiembre de este año.

De inmediato, la Junta Directiva acordó realizar un avalúo para determinar el precio de la propiedad que pretende Coopelesca para garantizar la operación de la planta.

"La propiedad del Inder se encuentra ubicada en el asentamiento La Cocaleca, tiene 53 metros de ancho y 2.500 metros de longitud. El contrato firmado tenía una vigencia de 25 años y no se podía prorrogar, según lo establecía el artículo tercero del documento" se lee en el comunicado.

El Instituto agregó que, ante la gestión de Coopelesca, sus directivos enfatizaron en que, antes de comprar la planta a Holcim, en el 2014, esa cooperativa primero debió haberlo contactado para discutir los términos del arriendo o de la venta del terreno.

En setiembre pasado, la gerenta del Inder también había adelantado que consideraba negativo prorrogar el arriendo del terreno a Coopelesca: “En lo que se refiere a prorrogar el arriendo eso sería negativo, totalmente, porque el artículo tercero del contrato entre el antiguo IDA e Hidroeléctrica Aguas Zarcas establece que el plazo de arrendamiento es por 25 años no prorrogables (...) periodo que se cumple el 6 de setiembre del 2018”, explicó Murillo en aquella ocasión.

La Nación intentó obtener una reacción de Omar Miranda ante ese llamado de atención del Inder, no obstante, no atendió las llamadas ni el mensaje que se le dejó en su teléfono móvil.

Tampoco se le pudo consultar su versión de por qué el Inder indicó en su comunicado que la gestión de Coopelesca iba acompañada de una petición "vehemente" para que la solucitud de venta del terreno se resuelva antes de que finalice la presente administración del Instituto, el próximo 8 de mayo al mediodía, cuando haya cambio de mando en el Poder Ejecutivo.

Según Coopelesca, la hidroeléctrica Aguas Zarcas le brinda el servicio de electricidad a 28.300 familias en la zona norte.

El crédito de $32,7 millones para que Coopelesca comprara la planta hidroeléctrica a Holcim lo proporcionó el Banco de Costa Rica (BCR) y fue una de las operaciones que evaluó la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa.

Ese panel pidió en diciembre castigar a los implicados en la venta de la planta hidroeléctrica y le atribuyeron al abogado y directivo suspendido del BCR, Alberto Raven, un presunto tráfico de influencias por “los múltiples cargos” que ocupaba tanto en Holcim como fiscal; en el Bufete Zurcher, Odio & Raven como socio; y en la empresa O&R Trust Services como dueño; al mismo tiempo que era directivo del BCR.

Sobre Roy González Mora, asesor de Coopelesca, los diputados acordaron en su informe solicitarle al Ministerio Publico que inicie una investigación en su contra por los estudios financieros que realizó para justificar la compra de la planta hidroeléctrica por parte de la cooperativa y por un aparente vínculo de amistad con al menos un miembro de la Junta Directiva de Holcim.