Sofía Chinchilla C.. 8 octubre
El canciller Manuel Ventura hizo la solicitud de ayuda al gobierno brasileño, debido a que Costa Rica no tiene representación diplomática ni consular en Venezuela desde hace cinco meses. Foto: Jorge Castillo.
El canciller Manuel Ventura hizo la solicitud de ayuda al gobierno brasileño, debido a que Costa Rica no tiene representación diplomática ni consular en Venezuela desde hace cinco meses. Foto: Jorge Castillo.

El consulado de Brasil en Caracas ayudará al Gobierno de Costa Rica a atender los trámites consulares de los costarricenses que residen en Venezuela.

Así lo informó el canciller Manuel Ventura, quien explicó que él hizo la solicitud de ayuda al gobierno brasileño, debido a que el Estado costarricense no tiene representaciones diplomática ni consular en Venezuela desde hace cinco meses.

“El consulado general de Brasil en Caracas brindará colaboración a Costa Rica para situaciones específicas, que se analizarán caso por caso, sobre temas exclusivamente de asistencia consular a costarricenses que se encuentren en ese país”, detalló la Casa Amarilla a La Nación.

El gobierno de Carlos Alvarado también busca hacer una dupla con la administración de Jair Bolsonaro para que Costa Rica y Brasil promuevan juntos sus candidaturas para ocupar las plazas vacantes en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), a fin de bloquear la aspiración del régimen venezolano de Nicolás Maduro de llegar a ese foro.

La Cancillería informó de que por el momento, en las instalaciones de la Embajada y el Consulado de Costa Rica en la capital venezolana, solo trabajan tres funcionarias oriundas de ese país, que desempeñan labores administrativas.

El último diplomático costarricense en salir de allí fue Danilo González, quien se desempeñaba como encargado de Negocios, quien partió de Venezuela luego de que el régimen de Nicolás Maduro le retirara su credencial.

Dicho acto se ejecutó el 17 de abril, el día siguiente al momento en que María Faría, la embajadora en Costa Rica del presidente encargado Juan Guaidó, asumiera su cargo al ser reconocida por el gobierno de Carlos Alvarado como la verdadera representante del Estado venezolano.

En abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores activó un protocolo de repatriación para traer al país a costarricenses vulnerables, que necesitan asistencia para salir de Venezuela. El primer grupo de nacionales retornó en un vuelo comercial el 31 de julio.

Se trató de nueve personas, la mayoría de ellos adultos mayores con problemas de salud por la falta de medicamentos y atención hospitalaria que persiste en Venezuela.

En ese momento, la Cancillería informó que se trató de un primer grupo de repatriados, y que el gobierno se encontraba evaluando la posibilidad de gestionar el retorno de más personas.