Silvia Artavia. 13 mayo
Jürgen Kurt Weller fue expositor de la jornada Retos del empleo y el emprendedurismo de las personas mayores de 45 años en Costa Rica, efectuado este jueves 9 y viernes 10 de mayo. Foto: Rafael Pacheco.
Jürgen Kurt Weller fue expositor de la jornada Retos del empleo y el emprendedurismo de las personas mayores de 45 años en Costa Rica, efectuado este jueves 9 y viernes 10 de mayo. Foto: Rafael Pacheco.

Aumentar la edad de jubilación y eliminar el retiro anticipado son dos medidas tomadas por países desarrollados para generar más empleo a una fuerza laboral cada vez más longeva y, al mismo tiempo, lograr la sostenibilidad de los sistemas de pensiones.

Así lo sostiene Jürgen Kurt Weller, oficial de asuntos económicos de la división de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), quien visitó el país para participar como expositor en la jornada Retos del empleo y el emprendedurismo de las personas mayores de 45 años en Costa Rica, llevada a cabo este jueves 9 y viernes 10 de mayo.

La actividad se gestó en una estrujada coyuntura nacional, cuando la tasa de desempleo alcanzó al 12% de la población y el principal régimen de pensiones del país, el de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), está en problemas y clama por reformas que no llegan.

A la escena se suma un proyecto de ley impulsado por 23 diputados en la Asamblea Legislativa para retirar, en un solo tracto, apenas las personas se jubilan, el dinero del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), cuyo objetivo es fungir en la vejez como una pensión adicional a la básica.

Jürgen Kurt Weller comparte sus apreciaciones en la siguiente entrevista.

– ¿Qué están haciendo otros países para ofrecer empleo a personas mayores y lograr regímenes de pensiones más sostenibles?

– Primero, la reforma a los sistemas de pensiones, porque tienen la doble presión de que deben pagar pensiones por más tiempo, porque la gente vive más tiempo y, proporcionalmente, se reducen los contribuyentes, por el mismo proceso demográfico.

“Hay países europeos que han logrado una inserción mucho más fuerte de mujeres en el mercado laboral antes de llegar a la vejez, porque su tasa de participación histórica siempre ha sido más baja. Primero, para que ellas mismas generen su propio ingreso, pero también para que entren al sistema contributivo y tengan su propia pensión”.

– Cuando hablamos de reforma al sistema de pensiones, ¿qué han hecho otros países?

– Atrasar la edad de jubilación y eliminar programas que había antes de jubilación anticipada.

“En algún momento, en los años ochentas, se pensaba que el alto desempleo se podía combatir adelantando la jubilación de adultos mayores para abrirles espacios a los jóvenes. Eso fue costoso y poco exitoso”.

– ¿Por qué?

– Porque no era el factor decisivo. No es que los mismos puestos de los adultos mayores estaban ocupados por jóvenes. Los factores que explicaban el desempleo eran otros, como la dinámica económica.

“Cuando no funcionó, se entendió. Y en un contexto de envejecimiento y de cambio demográfico es cada vez menos sostenible este esquema. Entonces, prácticamente en todos los países europeos se ha eliminado este programa (de retiro anticipado) salvo, obviamente, para poblaciones específicas como discapacidad, etc”.

– ¿Habría que eliminar la pensión anticipada en Costa Rica? Aquí pueden acogerse a ese tipo de jubilación las mujeres con 59 años y 11 meses y los hombres con 61 años y 11 meses y con 450 cuotas (37,5 años de labores).

– Yo creo que es parte de un debate sobre cuál será la edad estándar. Observando que muchos países están atrasando la edad de jubilación, porque la gente vive más tiempo con mejor salud, o sea, que tienen más habilidad de trabajar por más tiempo. Eso es correcto en el promedio, pero hay gente que, por su ocupación, ha visto un mayor deterioro de su salud, sin llegar a tener una discapacidad.

"Entonces, tal vez se puede establecer un régimen diferenciado de edades por ocupaciones. O sea, uno general y otro diferenciado.

"Quizás Costa Rica todavía no deba hacerlo ya. Habría que ver los estudios actuariales pero, tarde o temprano, con las tendencias de envejecimiento, posiblemente sí deba ser después de los 65 años la jubilación; añadir uno o dos años.

“En el caso de América Latina, un elemento fundamental es la formalización”.

La actividad en la que participó el experto fue organizada por la Asociación Gerontológica Costarricense (Ageco), BN Vital, el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) y la empresa Proximity. Foto: Rafael Pacheco.
La actividad en la que participó el experto fue organizada por la Asociación Gerontológica Costarricense (Ageco), BN Vital, el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) y la empresa Proximity. Foto: Rafael Pacheco.

– ¿Cuáles acciones han tomado otras naciones para evitar la informalidad? En Costa Rica, de cada 10 trabajadores, 4 son informales.

– Ha sido una mezcla. Primero, para vincularlos con la formalidad empresarial, porque muchas veces son las empresas las informales y, por lo tanto, también los trabajadores. Entonces, políticas que combinan incentivos y también controles para las empresas.

“En algunos casos, con métodos de simplificación de trámites, como cuotas más baratas”.

– Usted citó la opción de pensionarse y seguir cotizando. ¿Cómo sería ese mecanismo?

– Justo con el argumento de que mucha gente necesita un ingreso adicional, se puede establecer un puente para percibir las dos cosas (pensión y salario).

"Pero la idea es que el trabajo (después de pensionarse) sea contributivo. Según los datos que vi de Costa Rica, la mayoría de gente que percibe una jubilación y trabaja, generalmente no contribuye; es informal.

"Ahí viene la pregunta de cómo se calcularía la pensión, de si el nuevo ingreso sería más bajo que el previo, porque eso bajaría la pensión definitiva una vez que la persona deja de trabajar completamente. La idea no es esa.

"Si sigues trabajando, sigues contribuyendo a la sostenibilidad del sistema.

“El sistema también paga una pensión más baja que la definitiva, porque la persona tiene ingresos laborales, con la idea de que, en la suma (pensión reducida más el ingreso por trabajar), gana más que una pensión y carga menos a las cuentas de la Caja. Con esto, la Caja recibe más contribuciones”.

– Sobre las pensiones del régimen no contributivo, que asisten a la población pobre, ¿cuál sería una alternativa para hacer más eficiente su cobertura? Actualmente, más de 119.000 personas reciben una, y más de 22.000 están en lista de espera.

– Sería útil establecer un sistema mixto, porque es un desincentivo que, si la gente trabaja, automáticamente pierda esa ayuda.

“Se puede dar un poquito menos, pero que se permita trabajar y se les sigue apoyando con una pensión no contributiva reducida, pero que el hecho de que la persona trabaje no implique que pierda la pensión no contributiva por completo”.

– En Costa Rica hay regímenes de pensiones con grandes desigualdades en términos de edad de retiro y beneficios. ¿Eso existe en países europeos?

– Generalmente, no tanto, pero sí hay diferenciaciones. Por ejemplo, en Alemania hay una jubilación general y una diferente para funcionarios del Estado.

"Hay dos tipos de empleado público: uno que tiene casi la misma categoría que un empleado privado, y otro que, una vez que entra como servidor público, tiene condiciones diferentes.

“Por ejemplo, no tienen derecho a huelga, pero tienen un sistema de jubilación diferenciado y beneficios especiales”.

– Aquí, los maestros y profesores pueden pensionarse a los 55 años, cuando la edad de retiro del IVM, régimen al que pertenece la mayor cantidad de empleados públicos y privados, es de 65 años…

– No, eso no. En Alemania, como mencioné, se está empezando a aumentar la edad de jubilación gradualmente, de 65 años a 67 años.

"Mi hermano, por ejemplo, que es profesor, se va a pensionar de 65 años y 11 meses. Pero lo irónico, como hay escasez de maestros, es que el Estado le ofrece quedarse más tiempo con un sueldo incluso más alto del que tenía.

“... Lo que debe fomentarse es una pensión base del sistema contributivo y, después, esfuerzos individuales con sistemas de ahorro que permitan aumentar el monto de jubilación en la vejez”.



Calcule su pensión

1/5

Información personal

Ingrese su sexo:

Masculino    Femenino
*Debe introducir un dato válido

Siguiente
2/5

EDAD DE JUBILACIÓN

Si bien la edad ordinaria de retiro es de 65 años, usted puede pensionarse anticipadamente sin castigo si cotizó muchos años a lo largo de su vida laboral. Las mujeres lo pueden hacer a partir de los 59 años y 11 meses y los hombres a partir de los 61 años y 11 meses, siempre que tengan al menos 450 (37 años y 6 meses) y 462 (38 años y 6 meses) cuotas respectivamente.

¿A qué edad considera que será su jubilación?




Edad:
Meses:

*Debe introducir un dato válido

Anterior
Siguiente
3/5

Años laborados y cotizados

Cantidad de años y meses de su vida laboral en que cotizó para el IVM, ya sea en forma continua o sumando los periodos en que lo hizo. (Vea aquí el equivalente en cuotas por años cotizados)

¿Cuántos años habrá cotizado al IVM para llegar a la edad de jubilación indicada en la pantalla anterior?



Años:

Meses:

Ejemplo: 22 años y 3 meses
*Debe introducir un dato válido

Anterior
Siguiente

Espere un momento

¿Usted quiere trabajar más años después de los 65 para recibir una mayor pensión?



   No
*Debe introducir un dato válido

Anterior
Siguiente

Años de postergación

¿Cuántos años más?


Ejemplo: 2 (máximo 15 años)
*Debe introducir un dato válido

Anterior
Siguiente
4/5

Rango salarial

Ingrese el promedio aproximado de sus salarios de los últimos 20 años laborados


Ejemplo: 1.325.152
*Debe introducir un dato válido

Anterior
Siguiente
5/5

Salario promedio

Promedio de los últimos 5 años laborados (últimas 60 cuotas)


Ejemplo: 1.325.152
*Debe introducir un dato válido

Anterior
CALCULAR

LO SENTIMOS



Anterior

De acuerdo con los datos ingresados, su pensión quedaría así:


PENSIÓN FINAL

Monto mensual



Anterior
Ver desglose

Cuantía básica:

Un porcentaje predefinido por el IVM para el promedio de los salarios de los últimos 20 años cotizados (240 cuotas). El porcentaje se calcula con una tabla según el promedio de sus últimos 5 años cotizados (60 cuotas).

Dinero por exceso de cuotas:

El IVM le otorga un 0,0833% de su salario de referencia (últimos 20 años) por cada mes extra que cotizó después de las 240 cuotas (20 años).

Dinero por postergación:

El IVM le otorga un 1,6% adicional, sobre su salario de referencia, por cada año laborado después de los 65 años.

Cuotas extra en años de postergación:

Las cuotas extra aportadas durante la postergación también se premian con un 0,0833% cada una.

La suma de los cuatro factores. Si la pensión excede el tope, solo la postergación puede superar la cifra.


Volver a calcular

– De hecho, un proyecto de ley propone que se les permita a las personas, al pensionarse, retirar en un solo tracto el dinero del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), el cual fue creado como una pensión adicional. ¿Qué opina de eso?

– Siempre es un riesgo. Cuando hay recursos, hay presión de aprovecharlos en ese momento.

"No conozco exactamente el sistema y por eso debo cuidarme al dar una opinión, pero mi primera impresión es que, en vista de la debilidad de las pensiones, la posibilidad de tener otro ingreso continuo es una buena idea.

"Algún sistema de pensiones también puede permitir pagar una parte de los derechos en forma de un pago único, porque puede ser que a alguien le falte una cuarta parte para comprarse una casa; una casa es un buen ahorro.

“Ahí, por ejemplo, puede ser justificado tomar plata de la jubilación”.

– ¿Una parte de esa jubilación adicional o toda?

– Una parte. Hay opiniones diferentes. Algunas personas dicen que la gente debe tener total libertad (sobre el dinero de su pensión), pero no es casualidad que las cotizaciones sean de pago obligatorio.

"Si no lo fueran, sabemos que si es gente que no tiene un seguro, la comunidad tendrá que hacerse cargo de ellos.

"Es un asunto de justicia social que todos contribuyan dentro de sus posibilidades.

“…También está el tema del monto de la pensión, según vi en un estudio de la UCR, el tema del monto (de la pensión básica), que no ha subido. Por eso se recomiendan instrumentos de ahorro individual, no obligatorios, para complementar”.

(Video) Diálogos con Álvaro Ramos, Superintendente de pensiones