Aarón Sequeira. 13 diciembre, 2018
El diputado del PAC; Enrique Sánchez, fue uno de los que cuestionó la idoneidad de Catalina Crespo como candidata a la Defensoría. Aquí en un corto saludo luego de que ella fuera juramentada en el cargo. Fotografía: John Durán
El diputado del PAC; Enrique Sánchez, fue uno de los que cuestionó la idoneidad de Catalina Crespo como candidata a la Defensoría. Aquí en un corto saludo luego de que ella fuera juramentada en el cargo. Fotografía: John Durán

Catalina Crespo Sancho, psicóloga de 44 años con una maestría en Educación y Sociología Educativa, asumió este jueves el cargo de defensora de los Habitantes de la República, una vez que la presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, la juramentó.

La nueva jerarca fue elegida el miércoles con el apoyo de 33 diputados, recibiendo críticas del partido de gobierno. El apoyo para llegar al cargo provino de Liberación Nacional, la Unidad Social Cristiana y el bloque de legisladores independientes.

Consultada por los medios de comunicación, la defensora aseguró que ella es “provida” en temas de aborto y, antes que ver esa medida como una salida, considera que se debe prevenir el aborto.

“En el tema de aborto sí soy provida, pero para mí es importantísimo trabajar en la prevención del aborto, porque como sociedad no solo podemos decir que somos provida o proaborto, sino qué estamos haciendo para evitarlo y prevenirlo”, dijo Crespo.

La exfuncionaria del Banco Mundial apuntó que ella buscará, desde la Defensoría, trabajar en conjunto con el Ministerio de Educación Pública (MEP) para una educación sexual clara y añadió que las familias también deben dar esa educación.

También, considera que deben trabajar con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) porque “¿qué pasa si una mujer o una pareja no está lista para tener un hijo? Hay que ver cuáles son los mecanismos que el Gobierno está proveyendo para que lo den en adopción”.

Catalina Crespo agregó que hablar de aborto en tema de violaciones es “sumamente delicado" y apuntó que no es un tema fácil y es “sumamente doloroso”.

“Si trabajamos en la prevención de la violencia hacia la mujer, eso puede prevenir o amortiguar que estas cosas tan terribles pasen. Esa es mi visión, evitar que pasen”, comentó.

En cuanto a si el Gobierno debe o no firmar la norma técnica sobre aborto terapéutico, Crespo evitó dar una posición y, más bien, afirmó que su idea es que se hagan protocolos para los médicos a fin de que haya un reglamento.

También, dijo que ya la polémica sobre el matrimonio para parejas del mismo sexo está definida por la sentencia de la Sala Constitucional y quedó en manos de la Asamblea Legislativa.

“Una cosa es Catalina Crespo y otra es Catalina Crespo defensora. Como defensora, lo que puedo decir es que ya la Sala mandó un resultado, se lo dio a los diputados y a ellos les toca hacer la ley, basados en ese fallo y en los derechos humanos”, dijo.

Agregó que el rol de la institución que ahora dirige es darles toda la información a los diputados para que esa ley esté basada en los derechos humanos y lo dicho por la Sala IV.

El nombramiento de Catalina Crespo Sancho es por cuatro años a partir de este jueves.

En cuanto a las críticas que planteó la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) y en particular los diputados Enrique Sánchez, Paola Vega y Laura Guido, la defensora apuntó que “esas críticas se dieron en el momento de una elección” y pretende dejarlos atrás.

Dijo que su objetivo es concentrarse en la defensa de las poblaciones, colaborar con todas las fracciones, comunidades e instituciones.

“Ojalá mi trabajo sea el reflejo de lo que la gente piense de ahora en adelante”, indicó.

Todavía en el momento de saludar a Crespo el diputado Enrique Sánchez, ya como defensora de los Habitantes juramentada, le hizo ver varias de las preocupaciones que él, como legislador oficialista y promotor de los derechos humanos, tiene sobre su futura gestión.

Ante eso, ella comentó que será la defensora para todas las poblaciones y que va a trabajar fuertemente para evitar la discriminación.

“Hay que darles derechos a todas las poblaciones de Costa Rica, sin importar raza, género, escogencia u orientación sexual, sin importar el grupo social, ahí voy a estar protegiendo a todas las comunidades”, manifestó.

Sánchez informó que, al saludarla, le dijo a la defensora que para avanzar en el reconocimiento y respeto de los derechos de todas las personas, vamos a estar ahí, pero también vamos a vigilar posibles retrocesos.

“Ella me indica que no tengo por qué estar preocupado, pero yo le digo que sí estoy preocupado, que no tengo claridad de su compromiso con el avance de los derechos humanos y de que voy a estar vigilante, que espero equivocarme y si me equivoco, vamos a estar apoyándola”, explicó.

La Defensoría, añadió Sánchez, ha sido un baluarte en la ley marco contra todo tipo de discriminación, son los padres de ese proyecto.

“Yo quiero saber si la Defensoría va a mantener ese apoyo, sobre todo cuando ya los diputados independientes anunciaron una férrea oposición a esa ley”, enfatizó.