Política

Condonación a deudores de CCSS quedó lista para votación en primer debate

Diputados terminaron el jueves de discutir las 13 reiteraciones del frenteamplista José María Villalta y empezaron el debate por el fondo

Los diputados dejaron listo para su discusión y votación en primer debate el expediente 21.522, proyecto de ley para la condonación de los deudores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El jueves, al cabo de tres sesiones de plenario, los legisladores concluyeron el conocimiento de las 13 mociones de reiteración presentadas por el legislador José María Villalta, del Frente Amplio, que intentaba incluir algunas prohibiciones en la iniciativa.

Aunque había una intención de la presidenta legislativa, Silvia Hernández, de que el plan se votara definitivamente el mismo jueves, la lista de oradores en el debate por el fondo impidió la votación en primer debate.

Más temprano, en la reunión de los jefes de fracción, el vocero del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pablo Abarca, había advertido a las demás bancadas de que la intención de su partido era el avance de este expediente.

No obstante, a la hora de la discusión de fondo, el socialcristiano Pedro Muñoz se apuntó de primero, con sus 20 minutos más los de su compañera, María Inés Solís, y en su discurso aseguró que él no se dejará amedrentar por la CCSS, pues dice que le generaron un cobro luego de impulsar ese proyecto en comisión.

También, instó a Villalta a que lo denuncie penalmente, pues el frenteamplista presentó una queja en la Procuraduría de la Ética Pública contra el socialcristiano por promover el proyecto, pese a que aparece como un aparente deudor.

Después de Muñoz, hablaron los liberacionistas Karine Niño y Roberto Thompson.

Sin embargo, al acercarse las 6 p. m., muchos diputados ya estaban con sus bolsos preparados en la puerta, para irse, lo que impidió que continuara la sesión y se pudiera votar la iniciativa.

Entre los diputados que estaban cerca de la puerta de salida estaban Gustavo Viales, Luis Antonio Aiza y Aida Montiel, del PLN; Nidia Céspedes, Jonathan Prendas y Zoila Volio, independientes, así como Dragos Dolanescu, y los restauracionistas Floria Segreda y Jonathan Prendas.

¿Cuál es el objetivo del proyecto?

El objetivo del plan es, básicamente, perdonar las deudas de 117.000 trabajadores independientes con la CCSS.

La condonación aplicaría, en el caso de los independientes, sobre la deuda principal, las multas, los recargos e intereses por cuotas de aseguramiento no pagadas.

En el caso de los patronos, se les perdonaría únicamente las sanciones con la CCSS, así como el principal, intereses y multas de los aportes patronales para el Fondo de Desarrollo y Asignaciones Familiares (Fodesaf), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el Banco Popular.

Para que los trabajadores independientes puedan acceder al perdón de sus deudas, deben cumplir con algunas condiciones.

Si no están inscritos, deberán inscribirse en la CCSS.

También podrán acceder a la condonación quienes tengan en proceso una investigación administrativa para el cobro de periodos retroactivos que aún no tenga una resolución en firme.

En caso de que el trabajador tenga procesos judiciales iniciados, deberá pagar los gastos incurridos por la CCSS por concepto de honorarios.

En cuanto a los patronos, la condonación cubrirá multas, recargos o intereses que superen un año de antigüedad, contado a partir de la entrada en vigencia de la ley.

Podrán acogerse a ese perdón, igualmente, en caso de que tengan en proceso una investigación administrativa iniciada para el cobro de periodos retroactivos que no estén en firme y aplicará lo mismo sobre el pago de los gastos en que haya incurrido la CCSS.

El proyecto le da un periodo de tres meses a la Caja para realizar los ajustes a sus sistemas de información, así como para la reglamentación de las condiciones, requisitos y trámites necesarios para implementar lo dispuesto en la ley de condonación.

Entre las últimas mociones que José María Villalta intentó que le aprobaran, estaban dos para evitar que se les aplicara el beneficio de la condonación a empresas que hubiesen sido sancionadas por retención indebida de cuotas obrero patronales.

“Tampoco podrán ser beneficiarios de estas condonaciones aquellos patronos que estén siendo investigados por delitos de penalidad de corruptor o tráfico de influencias, o que tengan condena judicial firme por estos delitos”, decía también la iniciativa.

Puso como ejemplo compañías que, eventualmente, hubieran evadido el pago de las cuotas obrero patronales a través del uso de planillas paralelas y que, ahora, puedan acogerse a ese perdón de las deudas con la CCSS.

Igualmente se refirió a compañías constructoras que, como Meco y H Solís, se encuentren actualmente bajo investigación.

Aunque se aprobó por 22 contra 16 la apertura del plenario en comisión para conocer la moción de fondo, con una fracción del PLN partida en siete diputados a favor y siete en contra, finalmente la moción de fondo fue rechazada con una ajustada votación de 19 a favor y 20 en contra.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.