Por: Gerardo Ruiz R..   1 marzo
Debate organizado por la UCCAEP con los jefes de fracción y los candidatos a la presidencia para la segunda ronda. En la fotografía Fabricio Alvarado PRN y Carlos Alvarado PAC. Fotografía José Cordero
Debate organizado por la UCCAEP con los jefes de fracción y los candidatos a la presidencia para la segunda ronda. En la fotografía Fabricio Alvarado PRN y Carlos Alvarado PAC. Fotografía José Cordero

El plan fiscal del Gobierno avanzará por la vía rápida, en el Congreso, en parte porque los dos candidatos presidenciales, Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado, se comprometieron a impulsar la creación de una regla fiscal constitucional, propuesta por el PUSC, para controlar el gasto público.

Así lo dijo el jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), William Alvarado, quien explicó que su partido facilitó sus ocho votos al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas gracias a ese compromiso. El trámite rápido fue aprobado con 39 votos, se requerían al menos 38.

De esta forma, sea cual sea el candidato que gane las elecciones, tendrá que impulsar y aprobar durante su gobierno la inclusión de la regla fiscal en la Constitución Política.

¿Qué propone el proyecto de regla fiscal de la Unidad?

-Reitera el objetivo constitucional del equilibrio fiscal, es decir, que los gastos presupuestos no superen los ingresos probables.

-Cuando los gastos de un presupuesto superen los ingresos en más del 3% del PIB, la aprobación del plan de gastos requerirá el voto favorable, ya no de una mayoría simple (mitad más uno de los diputados presentes), sino de la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea Legislativa (29 votos).

-Aplicará reglas de contención de gastos y de subejecución presupuestaria cuando los presupuestos superen en más de un 3% del PIB los ingresos tributarios de ese mismo año.

-Las disposiciones anteriores serán aplicables también cuando el endeudamiento público del Estado supere el 60% del PIB.

-La Contraloría General de la República deberá informar a la Asamblea Legislativa, antes de la aprobación de cualquier proyecto de ley, sobre su impacto presupuestario y regulatorio.

-El Presupuesto de la República se emitirá para el término de un año, sin perjuicio de la aprobación de presupuestos plurianuales.

El jefe de fracción del PUSC dijo que al recibir por escrito el compromiso de Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana (PAC), y Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional (RN) sus compañeros de bancada cedieron los votos para impulsar, en paralelo, el proyecto que crearía el impuesto sobre el valor agregado (IVA) y un impuesto sobre las ganancias de capital.

“A nosotros lo que nos preocupaba era aprobarle a este Gobierno un plan fiscal que llevara más recursos a las arcas públicas, sin que se dieran antes señales de que había voluntad para contener y mejorar la calidad del gasto público”, explicó Alvarado.

“Ese es el fin último de la regla fiscal constitucional que estamos impulsando. Al existir ese compromiso, quedamos satisfechos y aportamos nuestra contribución para reducir el déficit fiscal por la vía de los ingresos”, agregó el diputado coordinador.

La propuesta de plan fiscal llegó al Parlamento por iniciativa del Poder Ejecutivo a finales del año pasado y pretende impactar el déficit fiscal en un 1,9% del PIB, es decir, en unos ¢660.000 millones por año.

En la actualidad, el déficit supera los ¢2 billones.

La única forma de tramitar el proyecto es por la vía rápida, porque las fracciones del Frente Amplio y del Movimiento Libertario prometen bloquear su avance al considerar que la creación del IVA perjudicará a los ciudadanos de menos recursos.

Nada contundente

El PUSC cree que la regla fiscal mejorará la calidad del gasto público, por lo que será el complemento perfecto para la propuesta de aumentar los ingresos del Gobierno Central.

Fue hasta este miércoles que el grupo socialcristiano recibió las cartas en las que ambos aspirantes presidenciales comunicaron su respaldo a la regla fiscal.

Aunque el PUSC dice que está seguro el compromiso, lo cierto es que los Alvarado no fueron tan enfáticos el lunes pasado, después de escuchar las exigencias de los diputados rojiazules.

Ese día Carlos Alvarado expresó que su compromiso era que se siguiera discutiendo, "por lo menos" los días miércoles, que son cuando se ven las reformas constitucionales en el plenario.

Fabricio Alvarado, en tanto, dijo que el plan calza con sus propuestas: "Vamos a revisar la letra menuda para tomar una determinación, pero por lo menos creo que esa podría ser la ruta de nuestra parte porque creemos que es importante”.

Trámite complejo

El proyecto de ley pretende reformar los artículos 176 y 184 de la Constitución Política. Por ser una reforma constitucional, la iniciativa requiere de dos debates en la primera legislatura de su trámite y tres en la segunda.

En estas últimas tres votaciones se necesitan 38 votos, es decir, una mayoría calificada de los diputados, para que el proyecto se convierta en ley.

El que propone el PUSC no ha recibido ni siquiera una votación, por lo que dicho trámite quedará enteramente para el próximo periodo 2018-2022.

William Alvarado adelantó que el papel firmado por los candidatos será fundamental durante la gestión de la futura bancada del PUSC.

"Ese acuerdo será la carta de presentación de la futura fracción de la Unidad para estarle recordando al nuevo presidente el compromiso adquirido y a nosotros eso nos satisface", puntualizó.

Estos son los pasos del trámite del plan fiscal

-Se crea una comisión especial conformada por 3 diputados del PLN, 2 del PAC, 1 del PUSC, 1 del FA, 1 del Libertario y uno de partidos minoritarios.

-La comisión deberá dictaminar el proyecto en tres semanas calendarias; vencido ese plazo, se desecharán todas las mociones no discutidas.

-Cuando el proyecto pase al pleno de los diputados, se sesionará lunes, martes y miércoles de 9 a. m. a 12.30 p. m. para su conocimiento.

-En el plenario, las mociones de fondo se recibirán únicamente en las dos primeras sesiones de discusión del proyecto.

-Las mociones de fondo las conocerá una Comisión Dictaminadora, la cual deberá rendir un informe al plenario en un plazo de dos días.

-Finalizado el conocimiento de las mociones de reiteración en el plenario se procederá a la discusión por el fondo, en la que cada diputado tendrá solo 10 minutos por debate.

-El presidente legislativo dará por discutido el proyecto a las 11 a. m. del día siguiente al inicio de la discusión por el fondo, y procederá con la votación.