Aarón Sequeira.   29 abril
A menos de dos días para elegir al presidente legislativo, Carlos Ricardo Benavides suma ya votos que, al parecer, le aseguran fácilmente el cargo. Aquí saluda al frenteamplista, José María Villalta, al final de la sesión plenaria. Foto: Rafael Pacheco

El jefe de la fracción de Liberación Nacional (PLN), Carlos Ricardo Benavides, se encamina a obtener la presidencia de la Asamblea Legislativa, de darse el escenario de que su fracción de 17 miembros vote en bloque por él, junto con los 10 votos que el viernes le aseguró el PAC.

Además de esos 27 congresistas a su favor, Benavides suma votos que le permitirían ganar la presidencia del Directorio del Congreso: Zoila Rosa Volio, del Partido Integración Nacional; Otto Roberto Vargas, del Republicano Social Cristiano, y el independiente Erick Rodríguez Steller.

Consultados por La Nación, los tres confirmaron, por separado, que votarán a favor del vocero liberacionista para la presidencia parlamentaria.

De tener el apoyo unánime del PLN (17) y PAC (10), como ambos grupos ya lo prometieron, más estos tres legisladores de fracciones pequeñas, Benavides sumaría 30 votos.

El otro candidato a la presidencia es Erwen Masís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), que cuenta con los votos de su bancada (9).

“Estoy esperando respuestas de quienes aún no han manifestado públicamente una decisión”, dijo el socialcristiano.

La elección del presidente legislativo se realizará este 1.° de mayo, cuando los 57 diputados conformarán el directorio de seis personas que conducirá el Congreso por un año.

Los tres puestos propietarios son presidente, primera secretaría y segunda secretaría, y tres suplentes, son vicepresidencia, primera prosecretaría y segunda prosecretaría.

Aunque solo se requieran los votos de la mitad más uno de los presentes para ganar cada elección, ese día llegan los 57 legisladores a la sesión solemne del plenario, lo que eleva la cifra de votos necesaria a 29.

¿Por qué se alían con Benavides?

Según Volio, las valoraciones que ella hizo para inclinarse por el verdiblanco tienen que ver con la agenda que le propuso Benavides.

“Su agenda es más común a mi agenda. Hay mucho apoyo a la generación de empleo, reactivación económica, seguridad y agro. Acabo de presentar el proyecto para usar cáñamo y cannabis para uso medicinal y creo que es más de avanzada la de don Carlos Ricardo que la de don Erwen (Masís, candidato del PUSC a la presidencia), que son más conservadores”, comentó Volio.

En cuanto a Otto Roberto Vargas, comentó que para los proyectos que vienen en la agenda del Congreso, relacionados con empleo público y eurobonos, entre otros, prefiere apoyar un diputado de experiencia y con un buen manejo político; por eso, se inclinó por Benavides.

De igual forma, el independiente Rodríguez Steller apuntó que su voto será para quien agrupe el apoyo de las mayorías parlamentarias y que ve con claridad que a este punto es Benavides quien las tiene de su lado.

Añadió que no tuvo ninguna petición particular para el liberacionista, pero sí habló con él de su interés en ser parte de comisiones legislativas específicas.

Restauración mantiene su decisión en silencio

Mientras al equipo de Benavides se han subido diputados del PAC, el PIN, el PRSC y un independiente, la bancada de Restauración Nacional prefiere mantener en secreto su fichaje con el liberacionista y alega que aún están “en negociaciones y replanteamientos”.

Es más, de partido clave para que el vocero del PLN alcanzara hasta 33 votos, esa fracción de seis miembros liderada por Carlos Avendaño, más bien llegaría de refuerzo, para eventualmente alcanzar hasta los 36 sufragios.

No obstante, por el tamaño de la bancada el jefe del PRN negocia por un puesto en propiedad dentro del Directorio legislativo, básicamente una secretaría, a la par del PAC.

Se menciona el nombre de Eduardo Cruickshank, en el partido de Gobierno optarían por una mujer en el cargo: Laura Guido.

Sin embargo, los detalles de la unión restauracionista-oficialista se negocian en una agenda de temas que tendería a ser más aséptica, o sea, que facilite el acercamiento y no los choques.

Al responder la pregunta de qué falta para anunciar por quién se inclinan para la presidencia, Avendaño alegó que necesitan tener la claridad de que se aceptan todas sus propuestas, antes de decir que están satisfechos con lo pactado.

“No es cuál de los dos, ambos son muy capaces y muy valorados, pero nos interesan las propuestas que estamos haciendo”, comentó el líder de Restauración.

Benavides: ‘Nos habría encantado tener a todas las fracciones’

Aunque el candidato liberacionista sabe que tiene buena parte de las fracciones legislativas de su lado, básicamente votos en cinco de las siete bancadas, alegó que le habría encantado tener al ciento por ciento de las fracciones.

“Eso no puede ocurrir mientras siga habiendo otro candidato y eso lo vamos a respetar. (...) Con Restauración hemos conversado, espero que su respuesta sea positiva. Cada fracción tiene sus tiempos para tomar decisiones y sus tiempos para comunicarlas”, dijo Benavides.

Comentó que respeta totalmente las valoraciones de los otros partidos y añadió que no le toca a él anunciar sus decisiones particulares, sino a cada uno de ellos.

Erwen Masís sigue esperando

Aunque ya el PRN ha tenido varias reuniones con los candidatos e internas, aún le sigue diciendo a Erwen Masís, candidato de la Unidad a la presidencia legislativa, que espere su anuncio definitivo.

"Hemos visualizado dos cosas: primero, la construcción de una agenda desde la oposición, para hacer un planteamiento serio; además, la propuesta de la presidencia que delegaron en mí. He conversado con todas las fracciones de oposición y he hecho planteamientos muy serios, bastante buenos y creo que muy productivos de cara al segundo año.

“Estoy esperando respuestas de quienes aún no han manifestado públicamente una decisión”, dijo el socialcristiano.

Agregó Masís que, de darse la opción, veríamos detalles de secretarías y demás. “Pero hasta el momento estoy ahí, esperando”, dijo.