Aarón Sequeira. 9 noviembre
Carlos Avendaño, jefe de fracción del PRN, el 8 de noviembre en una visita a Zapote. Foto Julieth Méndez/Casa Presidencial
Carlos Avendaño, jefe de fracción del PRN, el 8 de noviembre en una visita a Zapote. Foto Julieth Méndez/Casa Presidencial

El jefe de la fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), Carlos Avendaño Calvo, aseguró que el Directorio de la Asamblea Legislativa debe rendir cuentas por el nombramiento, sin concurso ni estudios técnicos, de la exjerarca de su partido, Mónica Catalán, en una plaza de planta del Congreso.

Según el vocero restauracionista, su bancada está convencida y defiende la transparencia en los procedimientos administrativos. Por lo tanto, aseguró que debe ser investigada la decisión tomada por los secretarios del Directorio legislativo, Luis Fernando Chacón, del Partido Liberación Nacional (PLN), e Ivonne Acuña, del bloque independiente Nueva República.

Chacón y Acuña promovieron y aprobaron la designación de Catalán en una plaza interina dentro del departamento de Comisiones, a espaldas del jefe de fracción del PRN, a pesar de que ella ocupaba un puesto de confianza en esa bancada, como directora adminitrativa.

Los dos jerarcas del Directorio tomaron el acuerdo sin que mediara un estudio técnico de Recursos Humanos que determinara si llenar la plaza era una acción necesaria para el Congreso.

La acción se dio el 18 de octubre, cinco días antes de que Acuña y otros siete legisladores cercanos a Fabricio Alvarado, se salieran con él de Restauración Nacional.

Avendaño insistió en que él, pese a su función de jefe de fracción, no se enteró del nombramiento y, luego del cisma restauracionista, tomaron la decisión de cesar a Catalán del cargo en reunión de la bancada del PRN.

“Como he expresado, la designación de la plaza en discusión se dio sin el conocimiento de la jefatura de Restauración Nacional. El Directorio debe rentir cuentas sobre las decisiones administrativas tomadas en torno a este y todos los nombramientos”, apuntó el coordinador de esa bancada.

Así como Acuña y los parlamentarios ahora independientes, Catalán también es cercana a Fabricio Alvarado.

“Creo que el tema debe ser aclarado y yo aprovecho para reafirmar que ese nombramiento no se me consultó, ni nuestra fracción tuvo nada que ver con el mismo. Por lo tanto, sí apoyaremos la moción consensuada para que se indague”, apuntó Avendaño.

Para cuando el Directorio nombró a Catalán, ella había postulado su nombre como interesada para asumir de forma interina, también, alguna de las tres plazas de subdirección que el Directorio anunció a través del correo interno del Congreso.

Catalán aparece como postulante a funciones como subdirectora para los departamentos de Servicios Generales, Servicios Técnicos y Servicios de Biblioteca.

Aunque Restauración apoya que se investigue dicho nombramiento, aún no existe ninguna propuesta para hacer escrutinio de esa acción del Directorio.

Al igual que el PRN, también Acción Ciudadana (PAC), la Unidad Social Cristiana (PUSC) e Integración Nacional (PIN) cuestionaron el nombramiento de Catalán en una plaza de la administración legislativa; sus respectivos jefes de fracción alegaron que los procesos de designación de funcionarios se deben aclarar y unificarse, para lograr una mayor transparencia.