Josué Bravo. 9 julio
"Tomaremos las medidas que correspondan para que se identifique, investigue y sancione a los responsables", dijo esta tarde el presidente de la República, Carlos Alvarado, sobre un video que circula en redes sociales que incita a la violencia. Foto: Roberto Carlos Sánchez / Presidencia.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, aseguró este martes que su gobierno asume con toda la seriedad del caso el contenido de un video que circula en redes sociales en el que se incita a la violencia.

Alvarado pidió a los diversos sectores, los poderes del Estado, partidos políticos, grupos económicos y sociales, y a los ciudadanos en general a que manifiesten “categóricamente” su rechazo ante este mensaje “antidemocrático y de violencia”.

El mandatario se refiere a un video que circula desde ayer en redes sociales con una duración de tres minutos con 37 segundos. En él, sujetos que portan aparentes armas de cacería incitan a la violencia sin exponer mayores argumentos.

Desde Casa Presidencial, el gobernante indicó que ha instruido a las autoridades de seguridad e inteligencia a realizar las investigaciones pertinentes con la finalidad de identificar y sancionar a los responsables.

También hizo un llamado al país para que un “puñado de irresponsables” no le roben la tranquilidad a los costarricenses.

“No podemos dejar que un puñado de personas irresponsables e inescrupulosas nos roben a millones de ciudadanos demócratas nuestra tranquilidad, nuestra historia , nuestro futuro y sobre todo nuestra paz.

“Costa Rica es y seguirá siendo un pueblo libre en el cual es el pueblo el que elige en las urnas a sus gobernantes, a los diputados y a su presidente. En este sentido, que no nos roben la paz”, manifestó el mandatario.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Michael Soto, recordó que recibió el video anoche en su celular y que hoy, a la 1:20 p. m., fue presentada una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) con una transcripción literal de su contenido.

Sin embargo, considera que el caso debe analizarse en la dimensión justa, es decir, “ni confiarse, ni tampoco extralimitarse”.

“Hemos estado recibiendo al sistema de emergencias 9-1-1 gran cantidad de informaciones confidenciales. Además, muchos de nuestros oficiales están recibiendo informaciones confidenciales por diferentes medios y estamos canalizando toda esa información para remitirla al OIJ”, explicó el jerarca.

Soto añadió que el cúmulo de datos recibidos demuestra que el costarricense está preocupado, no está de acuerdo con este tipo de llamado y está colaborando.