Por: Gerardo Ruiz R..   10 agosto
10/08/2018. Zapaote. Reunion de los presidentes de los distintos poderes de Costa Rica en Casa Presidencial. En la grafica,Carlos Alvarado, presidente de la Republica, Fernando Cruz, presidente del Poder Judicial, Luis Antonio Sobrado, presidente del Tribunal Supremo de Elecciones y Carolina Hidalgo.Fotografia: Graciela Solis

El presidente de la República, Carlos Alvarado, respaldó la decisión de la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, de pagar ¢182.000 millones por vencimientos de bonos de deuda pública que la administración anterior no incluyó en el Presupuesto ordinario del 2018.

Este viernes, el gobernante afirmó que él autorizó y acuerpó a la ministra a realizar el gasto.

Después de reunirse con los presidentes de los supremos poderes de la República, Carlos Alvarado contestó las consultas de la prensa sobre el caso y afirmó que al Ministerio de Hacienda no le quedaba más remedio que pagar a los tenedores de bonos de deuda que vencían durante junio y julio.

“Yo respaldo plenamente las acciones de la señora ministra de Hacienda, la respaldo plena y absolutamente en todo el extremo de lo que ha actuado desde que inició funciones y hasta este momento, porque ha hecho lo correcto".

"Ella ha hecho lo correcto en función de llevar estabilidad y orden a la hacienda pública y la respaldo y la seguiré respaldando en la medida en que siga haciendo ese trabajo tan importante para Costa Rica”, afirmó el presidente.

Y recalcó: “Ella ha puesto en mi conocimiento y yo le he dado el aval para tomar las decisiones correctas y tiene todo mi respaldo”.

El jueves, la Contraloría General de la República informó de que el Poder Ejecutivo debió canelar ¢48.000 millones en bonos de corto plazo y ¢134.000 millones en títulos de largo plazo.

Diputados de Liberación Nacional (PLN), Restauración Nacional (PRN), Unidad Social Cristiana (PUSC) e Integración Nacional (PIN) pidieron investigar por qué se hicieron los desembolsos sin contar con autorización presupuestaria del Congreso.

No obstante, para el mandatario Alvarado, los señalamientos de la Asamblea no son tan importantes como la decisión de Hacienda de realizar los pagos de vencimiento de la deuda, ante las consecuencias que, según él, habría tenido el país de no cumplir con esa responsabilidad.

“Lo más importante es decir que el Estado costarricense y el Gobierno deben pagar y lo hacemos, y tenemos cómo respaldarlo. No hacerlo llevaría a una situación muy conflictiva en materia de las finanzas públicas del Estado. Por eso, lo que decimos es que el Estado tiene esa obligación de pagar. Y creo que si esa misma consulta se le hace a la Contraloría o a cualquier persona experta en materia de finanzas, responderá lo mismo, que el Estado debe pagar”, manifestó.

El gobernante añadió que es necesaria la aprobación de dos presupuestos extraordinarios que presentó el Ministerio de Hacienda para cubrir el hueco en el presupuesto del 2018 que dejó la administración pasada.

“Ahora lo que corresponde es que ese apruebe este presupuesto extraordinario de manera pronta, porque es la solución mayor a esta problemática y estamos trabajando para subsanar esto. También, debemos ser categóricos en el mensaje de confianza de que el Gobierno y el Estado tienen con qué cubrir esas obligaciones y lo están haciendo”, agregó.

“En esto hay que ser claro y categórico: Costa Rica está en capacidad de responder por sus responsabilidades y lo ha venido haciendo y lo hace, y eso se puede corroborar", zanjó, después de solicitarles a los diputados que aprueben sin más retrasos la reforma fiscal.