Por: Rebeca Madrigal.   26 febrero

La discusión entre el candidato del Partido del Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado, y el colectivo sindical Patria Justa, representado por Albino Vargas, no contempló el tema de empleo público.

Por un lado, Alvarado prefiere no adelantar su posición definitiva para no 'dinamitar' los puentes del diálogo y, por otro lado, los sindicatos prefieren no centrar el tema en medio de la discusión del déficit fiscal.

Carlos Alvarado posterior a reunión con Patria Justa

"Estoy de acuerdo en una serie de principios que tiene que tener este proyecto (fiscal) tanto en ingreso, en gasto y también un componente de empleo público. Un gobierno tiene que tener la capacidad para generar márgenes y también para gobernar. El punto de partida es lo que planteamos en nuestro programa de gobierno y en lo que presenta el Poder Ejecutivo y ahí tenemos que buscar esos puntos de acuerdo", señaló Alvarado.

"A veces, por adelantarnos, podemos dinamitar los posibles diálogos y acuerdos", agregó el candidato.

Por otro lado, Alvarado hizo un llamado a no etiquetar a las personas como 'sindicalista' o 'empresario', en su afán de lograr un gobierno nacional.

El encuentro de una hora y media a puerta cerrada se realizó la tarde de este lunes en las instalaciones del Sindicato Trabajadores Petroleros Químicos y Afines (Sitrapequia), de Recope, en barrio Escalante, San José.

Consultado por la prensa, Vargas aseguró que durante la reunión le manifestó a Alvarado la oposición de los sindicatos a la propuesta fiscal de ambos candidatos y la del gobierno actual.

Además, se opone a darle vía rápida a cualquier plan fiscal, tal como lo procura el Poder Ejecutivo.

"No hay acuerdo fiscal que se logre en este país a espaldas de la clase trabajadora", aseguró el representante de Patria Justa.

Continuó: "es una mezcla tóxica variar las condiciones del empleo público a partir del tema fiscal, son cosas separadas"

De hecho, le advirtió, según dijo, que las bases sindicales se están organizando para ir a las calles, sin importar quien gane.

Vargas, quien posterior a la primera ronda dijo que votaría el próximo 1.° de abril con una papeleta en blanco, ahora asegura que a partir de esta reunión cambió su posición y que escuchará a Fabricio Alvarado, si es que el candidato de Restauración le acepta la reunión que él solicitó hace semanas.

Entre otros temas del encuentro, el colectivo le cuestionó a Alvarado que si mantendría el mismo equipo de Luis Guillermo Solís; el candidato aseguró que de ser presidente sería 'borrón y cuenta nueva'.