Esteban Oviedo. 12 junio
El presidente Carlos Alvararo junto a Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Cortesía de Presidencia
El presidente Carlos Alvararo junto a Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Cortesía de Presidencia

El presidente Carlos Alvarado llamó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a tomar acciones contundentes y claras ante las crisis en Venezuela y Nicaragua.

Alvarado se pronunció en un discurso en la sesión permanente de la OEA en Washington, Estados Unidos, donde está la sede de la Organización.

"Costa Rica ha manifestado su preocupación por la situación institucional y humanitaria en Venezuela, así como por la falta de legitimidad del último proceso electoral", dijo el mandatario costarricense.

Luego de las elecciones de ese país, el pasado 20 de mayo, Costa Rica manifestó que no reconocía el proceso electoral mediante el cual Nicolás Maduro se reelgió por seis años más. La Cancillería se pronunció en conjunto con el Grupo de Lima, que está conformado por 12 países.

"Es necesario seguir buscando los consensos para responder efectivamente ante esta crisis y producir cambios en el terreno", agregó el presidente.

(Video) Alvarado llama a la OEA a tomar acciones contundentes ante crisis en Venezuela y Nicaragua

En entrevista con La Nación, la canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, había adelantado que las acciones sobre las crisis políticas que viven tanto Venezuela como Nicaragua, vendrían desde el multilateralismo.

En cuanto a la situación en Nicaragua, Alvarado resaltó la preocupación que le genera el tema por los lazos históricos y familiares que unen a ese país con Costa Rica.

"Resulta indispensable que el Gobierno de Nicaragua cumpla con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", afirmó.

Entre esas acciones, la CIDH instó al diálogo que hasta ahora se encuentra suspendido; además, el organismo hizo un llamado al gobierno de Daniel Ortega a detener la represión y las detenciones arbitrarias.

Sin embargo, Nicaragua no deja de contar sus muertos, en especial personas jóvenes, aunque también se han contabilizado policías fallecidos. Este martes, el saldo de víctimas sumaba 145 personas en menos de dos meses de protestas de personas que exigen la salida de Ortega y de su esposa, Rosario Murillo.

"Pese al llamado internacional, la situación de Nicaragua sigue agravándose cada día. A pesar de los esfuerzos de la Conferencia Episcopal, el diálogo continúa suspendido y se siguen sumando muertes a esta muy difícil situación. Se requieren signos claros de una verdadera voluntad de diálogo y compromiso con un cronograma de trabajo".

La posición de Costa Rica ha sido la de respetar el diálogo que se inició en ese país, según Campbell.

El presidente costarricense sostuvo que evitar las situaciones difíciles que enfrenta en la región no es solución, porque "debilitamos a la Organización que todos nos ufanamos de defender y que hemos construido con mucho trabajo y dedicación desde hace 70 años".

"Debemos utilizar todos los instrumentos del multilateralismos a nuestra disposición y ser capaces de brindar respuestas comunes, claras y contundentes que coadyuven a encontrar soluciones a situaciones de crisis. Debemos entender que la premisa básica de la seguridad colectiva es coincidir en cuanto a las amenazas y en la forma de enfrentarlas".

Según el mandatario, el principal logro de la pasada Asamblea General de la OEA fue, precisamente, encausar el análisis de los retos en materia de democracia y derechos humanos, en particular en Venezuela y en Nicaragua, por la vía multilateral regional.

En ese encuentro, los países miembros de la OEA ofrecieron a Nicaragua apoyo y asistencia en la implementación de un proceso de diálogo inclusivo, estableciendo el Grupo Interdisciplinario Internacional de Expertos Independientes (GIEI).

Sobre Venezuela, se emitió una resolución que insta a los países miembros a ayudar a Venezuela para combatir la emergencia epidemiológica que vive ese país por la falta de medicamentos.

Además, se reiteró el llamado a respetar la división de poderes en el país venezolano.

Como parte de su intervención, el presidente Alvarado también reiteró su compromiso con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

"Hoy reiteramos nuestro compromiso con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, el cual permite no solamente canalizar los reclamos de las posibles violaciones de derechos humanos, sino también educar y compartir experiencias e información clasificada sobre los distintos fenómenos que afectan los derechos de las personas, como es el caso de las migraciones forzadas por la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades", señaló el mandatario.

Además, Alvarado resaltó los esfuerzos de Costa Rica con la paridad de género, la educación y la preservación del medio ambiente.

Sobre el primer punto, el presidente destacó la mayoría de mujeres en su gabinete; y en educación la inversión del 8% de la producción en el sistema educativo.

En su visita a Washington, Alvarado también señaló un compromiso de Costa Rica con la producción energética limpia, a través de fuentes como el hidrógeno.