Política

Carlos Alvarado descarta aplazar proceso de reapertura por freno al código QR

‘Jamás vamos a tirar la toalla’, aseveró el mandatario en cuanto a intención de implementar sistema para verificar aplicación completa de vacunas contra covid-19

El Gobierno descarta aplazar el proceso de reapertura gradual del país, aunque de momento está en suspenso el uso del código QR como herramienta para verificar que las personas que asistan a locales comerciales o actividades masivas tengan el esquema completo de vacunación contra la covid-19.

Así lo aseguró este miércoles el presidente de la República, Carlos Alvarado, al ser consultado sobre la medida provisionalísima dictada por el juez tramitador Alex Rojas, la cual dejó en suspenso la resolución del Ministerio de Salud que obliga a los establecimientos a utilizar dicho mecanismo a partir del próximo 8 de enero.

La medida, dictada ante una gestión interpuesta por empresarios el sector turismo, debe ser analizada por el Tribunal Contencioso Administrativo para determinar sin la avala o la elimina.

El mandatario descartó la posibilidad de nuevos cierres o cambios en la estrategia anunciada. No obstante, sostuvo que su administración insistirá ante la justicia sobre la importancia de implementar un sistema de verificación para proteger la salud de las personas y garantizar un proceso de apertura social y económica más seguro.

Indicó que la idea del QR es aplicar un sistema con estándares internacionales de protección, como ya se usa en países de Europa. “Jamás vamos a tirar la toalla. Le pongo unos ejemplos: Austria, Holanda, países con niveles de vacunación altas incluso parecidos a los nuestros, están teniendo cierres. Entonces, jamás se puede tirar la toalla”, martilló Alvarado.

En ese sentido, sostuvo que lo que corresponde ahora es apelar la suspensión dictada por el juez con argumentos que dejen claro la importancia del uso del código. “La medida cautelar lo que ha generado, más bien, es un perjuicio económico por el nivel de incertidumbre”, subrayó.

Por otra parte, el presidente interpretó que la medida provisional dictada por el juez es para el Estado, no para los privados. “Como un señor de Cartago que dijo que en su bar solo entran personas vacunadas. Es decisión de un privado (implementarlo un sistema de verificación) como cuando se pone letrero de que nos reservamos el derecho de admisión”, explicó.

Ante la reducción de casos de covid-19, el país vive un proceso gradual de reapertura. Por ejemplo, el 1.° de noviembre se eliminó la restricción vehicular sanitara diurna y a partir del 1.° de diciembre habrá un proceso escalonado para aumentar el aforo de actos masivos como juegos de fútbol, conciertos y clases, hasta llegar a un 100% en marzo del 2022.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.