Rebeca Madrigal Q.. 31 enero

Juan Luis Matarrita, un hombre declarado reo rebelde y a quien las autoridades judiciales no han podido localizar, afirmó este viernes que renunciará a la vicealcaldía de Abangares, a la cual aspira en la papeleta del PLN, si es encontrado culpable.

Así se lo hizo saber Matarrita a las autoridades del Partido Liberación Nacional (PLN) y a su compañero de fórmula, el candidato a alcalde de Abangares, Heriberto Cubero.

Este viernes, La Nación reveló que una jueza penal emitió una orden de captura en contra del aspirante a vicealcalde desde setiembre del 2019. El Ministerio Público confirmó que la orden sigue vigente y que la Policía Judicial no ha podido localizarlo.

En su carta, Matarrita alegó que nunca ha sido notificado del proceso judicial, aunque un juzgado penal señaló que no atiende los llamados de las autoridades judiciales.

Pese a que la cúpula del PLN le pidió apartarse e informó que el candidato había presentado su carta de renuncia a la postulación, el oficio que el político local envió señala otra versión.

“Les comunico que he decidido separarme de la campaña municipal de forma inmediata y someterme, como cualquier ciudadano costarricense y colaborar con las autoridades judiciales del proceso que, según dice en un medio nacional, al que nunca he sido notificado y de encontrarme culpable yo renunciaré al cargo público al cual se me asignó”, comunicó Matarrita.

Juan Luis Matarrita, candidato a segundo vicealcalde de Abangares, informó a las autoridades del PLN de que se apartará de la campaña electoral municipal, y que, en caso de ser hallado culpable, renunciará al cargo. Foto: Cortesía del PLN.
Juan Luis Matarrita, candidato a segundo vicealcalde de Abangares, informó a las autoridades del PLN de que se apartará de la campaña electoral municipal, y que, en caso de ser hallado culpable, renunciará al cargo. Foto: Cortesía del PLN.

Este oficio fue divulgado por el mismo PLN.

Al respecto, el secretario general de Liberación, Gustavo Viales, insistió a La Nación que el candidato presentará la renuncia ante Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tal como lo solicitaron.

Quienes decidan renunciar al que cargo que aspiran deben comunicarlo personalmente al TSE, tal como lo han hecho otros excandidatos.

El caso

La acusación contra Matarrita obedece a hechos ocurridos en el 2008, cuando fungía como intendente del Concejo de Distrito de Colorado de Abangares.

La Fiscalía le atribuye los delitos de peculado e influencia contra la Hacienda pública, por presuntas anomalías en la construcción de un parque con fondos donados por China en el 2008.

En ese año, la obra se gestó, planeó y adjudicó en menos de cinco meses por un monto de ¢100 millones, dinero que hoy equivale a unos ¢157 millones.

Las labores se ejecutaron durante el mes de octubre del 2008. Sin embargo, hubo atrasos y la remodelación fue entregada, con evidentes deficiencias, el 30 de junio del 2009.

Un informe de la Contraloría General de la República develó las pifias y permitió a la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción sustentar la investigación penal que se tramita en el expediente 09-201106-0413-PE.

Para la Fiscalía, durante la construcción del parque, se autorizaron pagos por obras que no se realizaron.

Sin embargo, una posible extinción de la acción penal se podría traer abajo la investigación judicial.

Luego de 10 años de pesquisas, el 18 de junio del 2019, el Ministerio Público presentó una acusación por supuesta corrupción contra Matarrita, contra un arquitecto de apellidos González Chaves y contra un empresario apellidado Sancho Rojas.

A ellos se les atribuyeron siete delitos de peculado, hecho que acarrea de tres a 12 años de cárcel por la distracción o sustracción bienes públicos.

Además, al exintendente Matarrita lo vinculan con un delito de influencia contra la hacienda pública, es decir, influir en un resultado que lesione recursos públicos, lo que es castigado con dos a ocho años de prisión.

El proceso penal empezó a tener tropiezos el 3 de setiembre del 2019 cuando el Juzgado Penal de Hacienda determinó que al imputado Matarrita Gómez no se le podía localizar y no atendía los llamados de las autoridades judiciales.

La jueza penal, Carolina Castro Salazar, decidió declararlo reo rebelde al tiempo que emitió una orden de captura para el exintendente. La Policía Judicial no ha podido localizarlo.