Sofía Chinchilla C..   6 septiembre
Migrantes nicaragüenses tratando de cruzar la frontera, por Peñas Blancas, el pasado 23 de julio. Foto: Alonso Tenorio.

Altos funcionarios del Poder Ejecutivo se desplazarán este viernes hacia la zona norte, para inspeccionar la situación de los cantones fronterizos a los que llegan los migrantes nicaragüenses.

La visita la lidera la vicepresidenta de la República y canciller, Epsy Campbell. La acompañarán Denis Angulo, viceministro de Salud; Víctor Barrantes, viceministro de Gobernación; Raquel Vargas, directora de Migración y Allan Obando, director de la Policía de Fronteras.

“El objetivo es constatar el flujo migratorio nicaragüense en puntos ciegos de la frontera norte, articular una coordinación estrecha con los gobiernos locales y crear una estrategia conjunta para regularizar y atender el ingreso de las personas migrantes”, informó Casa Presidencial en un comunicado.

La delegación visitará, entre viernes y sábado, los cantones de Upala, Guatuso y San Carlos. Se harán paradas en los puntos fronterizos Mojón y Manzano.

“Daremos un seguimiento a la reunión que sostuvo el presidente Carlos Alvarado en agosto pasado con representantes de todos los gobiernos locales y particularmente en las zonas donde podría haber impactos diferenciados relacionados con la migración”, informó Campbell.

Barrantes, por su parte, dijo que la visita servirá para determinar las necesidades de los cantones para gestionar el incremento de los flujos migratorios.

“El Gobierno trabajará en coordinación estrecha con las municipalidades para garantizar que las empresas costarricenses que están ubicadas en los sectores fronterizos puedan operar sin mayores fronteras”, dice el comunicado del gobierno.

El Ejecutivo informó, además, de que desde esta semana opera en el Instituto Nacional de Seguros (INS) una “sala de situación”, la cual monitorea permanentemente el ingreso de migrantes en la frontera norte.

De acuerdo con un reporte de la Dirección General de Migración y Extranjería, entre el 1.° y el 30 de agosto ingresaron a Costa Rica 31.659 nicaragüenses. En julio, cruzaron la frontera 30.431.

Dos albergues fueron habilitados desde mediados de julio para recibir a los nicaragüenses que cruzan la frontera y no tienen dónde ir. Se trata de centros de los que el gobierno ya disponía en La Cruz de Guanacaste y en Golfito, los cuales se reforzaron para atender el incremento en la demanda de camas.