Política

Asociación Bancaria alega cumplimiento puntual de normativa antilavado

ABC salió al paso de los cuestionamientos lanzados por el fiscal general sobre la incapacidad del país para combatir la legitimación de capitales

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) afirmó, este miércoles, que todos los bancos públicos y privados del país cumplen puntualmente con la normativa legal antilavado y con la obligación de enviar reportes de operaciones sospechosas (ROS) al Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

Mediante declaraciones emitidas por su asesor legal, Mario Gómez, la ABC salió al paso de las declaraciones lanzados por el fiscal general a. í, Warner Molina, este martes, en la Comisión Especial sobre la Penetración del Narcotráfico en la zona sur.

El fiscal dijo que el sistema de inteligencia financiera resulta ineficaz para identificar a los grandes lavadores de dinero y que las investigaciones a partir de los ROS suelten terminar sin resultados.

La Asociación Bancaria sostiene que las entidades financieras son respetuosas de la normativa legal costarricense, establecida en la Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo, ley 8204.

Esa normativa obliga a los bancos a emitir los ROS a raíz de movimientos sospechosos o injustificados de sus clientes, precisamente para alertar de eventuales acciones que podrían tener algún vínculo con legitimación de dinero de origen ilegal o estar ligadas al financiamiento del terrorismo.

La ABC agregó que el sector financiero es de los más regulados en materia de legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Gómez argumentó que la Sugef (Superintendencia General de Entidades Financieras) fiscaliza los departamentos de cumplimiento de todas las entidades y las labores que realizan, “en procura de garantizar que las personas que usan el Sistema Bancario Nacional lo hagan de forma transparente, correcta y legal”.

El asesor legal de la Asociación explicó que las operaciones sospechosas o inusuales son aquellas que no se ajustan al patrón de transacción habitual de cada cliente, que resultan sin justificación material, económica o legal evidente, o de complejidad injustificada.

Por ley, esas operaciones se reportan a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del ICD, de forma confidencial.

No obstante, en criterio del fiscal Molina, en realidad se emiten ROS en relación con malos clientes, porque dice que eso es lo que les conviene a los bancos, y no en relación con los clientes atractivos en el portafolio de negocios.

Para el funcionario judicial, el mecanismo simplemente sirve para satisfacer estadísticamente los requerimientos de la ley antilavado.

En el pronunciamiento emitido este miércoles, la ABC informó que se emitieron 409 ROS durante el 2020 y que se han realizado 260 reportes en los primeros siete meses del 2021.

Mario Gómez añadió que los ROS cumplen con estándares internacionales y “tienen el propósito de evitar que en el Sistema Bancario Nacional circulen recursos provenientes de actividades ilícitas”. Los bancos tienen la obligación de cerrar las cuentas donde consideren que hay movimientos sospechosos, expuso el asesor legal.

Mario Gómez alegó que los ROS son solamente “un instrumento más del cual pueden hacer uso las autoridades judiciales en los casos que tramitan”.

“Muy probablemente requieran de otros elementos de prueba para concretar sus investigaciones, pero eso no le resta relevancia a esos reportes, que por obligación deben realizar los bancos”, apuntó el asesor de la ABC.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.