Por: Aarón Sequeira 20 noviembre, 2014

Borrar los grafitis que los manifestantes contra los recortes al Presupuesto dejaron en los muros del Congreso, le costará a la Administración legislativa casi ¢3 millones en pintura.

Así quedaron los muros del Congreso el martes. | ALONSO TENORIO
Así quedaron los muros del Congreso el martes. | ALONSO TENORIO

El director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, dijo que ese es el costo de pintar 250 metros cuadrados en los que hay letreros.

Ayales explicó que, en mayo, se utilizó pintura corriente, y antes, entre el 2009 y el 2011, se empleó la cobertura contra grafitis, la cual “funcionó muy bien”.

Eso sí, la Dirección Ejecutiva del Congreso no contratará de inmediato el servicio porque, según Ayales, aún podrían darse protestas en contra de decisiones de los diputados, sobre todo en relación con los presupuestos Segundo Extraordinario del 2014 y Ordinario del 2015.

El martes, decenas de manifestantes exigieron a los diputados revertir los recortes a gastos del Ministerio de Cultura para el 2015. Ayer, la fracción del PUSC anunció que se presentó una denuncia penal contra las personas que pintaron grafitis en los muros del Congreso.