Política

Asamblea Legislativa cierra Castillo Azul por caso positivo de covid-19

Se trata de una funcionaria de limpiza que, luego de reportar este lunes que se sentía mal, tuvo que trabajar e, incluso, limpió los despachos del presidente y demás funcionarios del Directorio legislativo

La administración de la Asamblea Legislativa cerró, la tarde de este martes, el acceso al Castillo Azul, sede de la presidencia del Congreso, por la detección de un caso positivo de covid-19 entre el personal de limpieza de la institución.

Se trata de una funcionaria que, luego de reportar este lunes que se sentía mal, tuvo que trabajar e, incluso, limpió los despachos del presidente y demás funcionarios del Directorio legislativo.

Luego de darse a conocer la posibilidad de que se trate de un contagio de coronavirus, el departamento de Seguridad ordenó el cierre de los accesos a esa parte de la Asamblea.

Aunque el presidente del Directorio, Eduardo Cruickshank, negó que el Castillo esté totalmente cerrado, finalmente sí reconoció que había una sospecha de contagio y que él ordenó que se realice una sanitización de todos los espacios, este miércoles.

El jerarca confirmó que él mismo seguía en su despacho y que para el saneamiento del espacio, trasladará al personal a su oficina de diputado, para continuar con el trabajo.

Este se trata de uno de los contagios más cercanos al plenario legislativo, pues el Castillo Azul está a 20 metros del salón del pleno.

Esta tarde, a las 3:31 p. m., el director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales, informó a los 57 diputados de la detección, en las últimas horas, de siete casos positivos más de coronavirus.

“Dos corresponden a funcionarios de la institución, una ha estado aislada por síntomas y ayer se le realizó la prueba. La otra se aisló por sospecha, porque su hermana, que es enfermera, dio positivo este martes; ella estaba en teletrabajo”, relató Ayales.

Añadió que, en el personal de limpieza, se detectaron en total cinco casos, la primera de ellas dio positivo el 5 de agosto. Entre esos cinco casos están la funcionaria que estaba destacada en el Castillo Azul y otra en el edificio de la antigua UAM.

Este lunes, el médico de la Asamblea Legislativa había informado a los jefes de las fracciones que detectaron el primer contagio de empleado a empleado, a finales de la semana anterior.

Se trata de una funcionaria del departamento de Servicios Generales que tuvo contacto con un funcionario de Seguridad, que había dado positivo una semana antes, el 30 de julio. Ella, de hecho, fue a laborar cuando aún no se había confirmado el empleado de Seguridad como positivo.

Ese contagio se reportó como afirmativo el viernes pasado.

Hasta la fecha, han dado positivo dos empleados de seguridad, uno de los cuales ya regresó a labores; un ujier, que dio positivo en su casa, donde lleva casi dos meses de aislamiento, y la empleada de Servicios Generales.

Este martes, se mantuvo cerrado el edificio que alberga Servicios Generales y la Unidad de Seguridad, precisamente para la sanitización de los espacios, por la detección del caso correspondiente a la funcionaria de limpieza destacada en esas oficinas.

Noticia en desarrollo

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.