Aarón Sequeira. 25 agosto
El proyecto aprobado en el plenario aseguraría ingresos por ¢3.500 millones anuales a la Cruz Roja Costarricense. Foto: Rafael Pacheco
El proyecto aprobado en el plenario aseguraría ingresos por ¢3.500 millones anuales a la Cruz Roja Costarricense. Foto: Rafael Pacheco

Los diputados aprobaron, en su trámite de segundo debate, el proyecto de ley que incrementará en un 1% las facturas por servicios de Internet para financiar a la Cruz Roja Costarricense.

Se trata de una propuesta de la liberacionista Karine Niño Gutiérrez, que busca aplicar ese impuesto no solo a los servicios tradicionales de telecomunicaciones, que eran la telefonía fija y la celular, sino a todos los servicios de transferencia de datos.

La modificación a una ley aprobada en el 2008, que ya establecía el cobro del tributo, le inyectaría cerca de ¢3.500 millones anuales a la institución, debido a sus necesidades de financiamiento.

Luego de un debate de dos horas, 40 diputados votaron a favor de la iniciativa y solamente tres se opusieron a la iniciativa: los independientes fabricistas Carmen Chan, Jonathan Prendas y Nidia Céspedes, del bloque Nueva República.

Específicamente, la iniciativa amplía la base sobre la que se cobra el ya existente impuesto del 1% sobre la factura telefónica. El proyecto firmado por Niño y una veintena de legisladores dice que el tributo se cobrará a todos los servicios de telecomunicaciones.

La ley aprobada en el 2008 ya cobraba esta tarifa a los servicios de telefonía convencional y móvil, pero los ingresos se tornaron insuficientes al cambiar los hábitos de consumo.

El expediente establece que las empresas que prestan servicios de telecomunicaciones son las encargadas de percibir y retener la contribución parafiscal y liquidarla en los primeros 15 días del mes.

“Asumí un compromiso con una institución que le ha aportado muchísimo al país, aun más en medio de una crisis sanitaria que enfrenta el mundo y consciente de las necesidades y la falta de recursos”, dijo Niño.

Añadió que esos recursos permitirán a la Cruz Roja incrementar los socorristas, las herramientas y el equipo en los comités de la Cruz Roja.