Política

Anillo de votantes alrededor de la GAM reselló el triunfo de Carlos Alvarado

Un anillo de comunidades que rodea a la Gran Área Metropolitana (GAM) reselló el triunfo de Carlos Alvarado, en la segunda ronda electoral, del 1.° de abril.

En ninguna otra parte del país hubo tanto apoyo para el ahora presidente electo, como en las poblaciones ubicadas alrededor de la GAM: en las zonas montañosas de Cartago, Heredia, al sur del cantón de San José y en el occidente de Alajuela.

En este círculo, el entonces candidato del PAC obtuvo el mayor margen de victoria sobre su rival de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado.

Se trata de 108 distritos (de 483 del país), en donde, en promedio, Carlos Alvarado arrasó con el 70% de los votos, cuatro puntos porcentuales por encima del promedio en la GAM (66%) y nueve puntos arriba del promedio nacional (60,66%).

Tal fue el caso de la zona de Los Santos, Acosta, Mora, Puriscal, San Ramón, Grecia, San Mateo, Atenas, Naranjo, Palmares, Zarcero y Valverde Vega, así como los distritos más alejados de Desamparados, Aserrí, Heredia, Cartago, El Guarco y Jiménez.

Por ejemplo, en Grifo Alto de Puriscal, en Santa María y Copey de Dota, Carlos Alvarado obtuvo ocho de cada diez votos, según datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

En términos generales, Carlos Alvarado triunfó en 358 de los 483 distritos del país (el 75%). Fabricio Alvarado ganó en 125, la mayoría de ellos en Limón, Puntarenas y en las zonas fronterizas.

En la provincia de Limón, el exaspirante de Restauración encabezó 28 de los 29 distritos, en la mayoría, de forma arrolladora. En Carrandí de Matina, por ejemplo, obtuvo el 81% de los votos.

El futuro mandatario solo ganó el distrito de Guápiles, con una diferencia de 602 sufragios sobre su rival.

Por el contrario, en la GAM, Carlos Alvarado se llevó 157 de 164 distritos (el 96%). Solo perdió en Los Guido (Desamparados), Purral (Goicoechea), Concepción (Alajuelita), San Felipe (Alajuelita), León XIII (Tibás), Sabana Redonda (Poás) y Río Azul (La Unión).

Fabricio Alvarado triunfó en 48 de los 75 distritos más pobres del país, los que el Gobierno calificó de atención prioritaria. Carlos Alvarado, en tanto, salió airoso en 27, según un análisis que realizó este medio.

Poblaciones que rodean la Gran Área Metropolitana (GAM), pasando por los montañas de Cartago y San José, así como por el occidente de Alajuela, reselló el triunfo de Carlos Alvarado , que también pasa por las montañas de Cartago y del sur de San José,

Lo que dicen en el anillo

Roque Mata, caficultor de Tarrazú, afirmó: “La gente cree que es necesario una nueva alternativa, no fue necesariamente lo que la gente quería, se optó por la mejor alternativa y, en eso, incidió, la parte de la religión. Aquí existe un fervor extremadamente religioso, por eso, aquí se llama Los Santos. La gente, al final, optó por la opción que más fácil se acoplaba con la idiosincrasia del ser santeño”.

A un costado del parque de Santa María de Dota, Olga Ureña atiende la panadería, pizza y café Calderón, quien afirmó que "si no se hubiese hablado tanto de religión, el ganador sería otro".

"Yo voté por un Alvarado, solo eso le voy a decir, el voto es secreto”, comentó.

Otros sufragaron en contra de Fabricio Alvarado por las declaraciones de su pastor, Ronny Chaves, sobre la Virgen de los Ángeles, a la cual comparó con “el diablo”.

“Eso no le gustó a nadie, mucha gente le disgustó que se expresara tan feo de la Reina de los Ángeles, todos aquí hemos sido muy católicos. Es como si alguien hablara mal de su mamá, a usted no le gustaría. Yo, aunque sea, le doy un bastonazo”, expresó Alonso Camacho, un vecino de San Gabriel de Aserrí, quien tiene una bandera del PAC aún en el portón de su casa y quién votó por Liberación Nacional (PLN) en el primera ronda.

Esas declaraciones de Ronny Chaves, incluso, hicieron que personas que votaron por Fabricio Alvarado en la primera ronda, cambiaran de decisión y apoyaran a Alvarado en el balotaje.

Ese fue el caso de William Zamora, quien desde hace 24 años vive en Santa María de Dota: “La expresión que dio un pastor evangélico desmotivó a una comunidad meramente católica. Ni la culpa la tuvo Fabricio, fue de alguien que lo mezcló. Otra cosa que lo terminó de hundir fue la adhesión de Antonio Álvarez Desanti (el ahora excandidato presidencial del PLN), se mató solo”.

Sin embargo, también pesaron otros factores.

“Viendo el peligro que era Fabricio, no tanto por la creencia católica, sino por otras áreas como derechos, en mi familia hay mucha gente LGBTI y uno no los puede desamparar, por ese lado fue mi voto”, afirmó Francisco Picado, vecino de Frailes de Desamparados.

Picado atiende una abastecedor en ese distrito y fue quien coordinó el movimiento del PAC en esa zona, aliado con adeptos del Frente Amplio, del Partido de los Trabajadores (del cual él es militante) y de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

Según Rónald Alfaro, investigador del Centro de Investigación y Estudios Políticos (Ciep), de la Universidad de Costa Rica (UCR), al final no pesó tanto el elemento religioso como otro que subyace en un nivel aún más profundo: el de las brechas entre las regiones urbanas y rurales del país.

“La religión es un elemento, pero no es lo más importante, porque lo que movió esto es otro tipo de división, que es mas una división socioeconómica entre lo que uno llama el centro y la periferia, o los sectores más desarrollados y los menos desarrollados”, dijo Alfaro a La Nación, el miércoles.

El miedo a mezclar la religión con política y las ofensas a la Vírgen de los Ángeles son dos de los siete factores que incluyeron en el triunfo de Carlos Alvarado, pero no los principales, según un estudio elaborado por el CIEP, con base en consultas a 559 personas.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.