José Andrés Céspedes.   13 agosto
Este fue el documento que aportaron los abogados defensores del presidente, Carlos Alvarado, la noche de este jueves, sobre los detalles del estado de cuenta de la tarjeta de crédito del mandatario. Foto: cortesía Presidencia

El presidente Carlos Alvarado aportó este jueves el estado de cuenta de su tarjeta de crédito a la Fiscalía General, con el fin de fortalecer las pruebas que demuestran que pagó todos los gastos del viaje que realizó, el fin de semana anterior, al hotel Hacienda Punta Islita.

El estado de cuenta de la tarjeta, emitido por el Banco Nacional y certificado notarialmente, detalla los pagos que realizó el mandatario por el hospedaje, la alimentación y el vuelo de regreso del paseo familiar que hizo a Nandayure, Guanacaste.

Los dos primeros movimientos fueron hechos el domingo 9 de agosto por $690 y $497,20 y corresponden a los pagos por hospedaje y alimentación en el hotel Hacienda Punta Islita, respectivamente.

Mientras que el tercero es por $1.627,20 y corresponde al pago del vuelo de regreso, hecho el lunes 10 de agosto.

“Esta información es absolutamente coincidente con los vouchers bancarios aportados el día de ayer (miércoles), los cuales demuestran que don Carlos Alvarado canceló estos rubros. Ergo, no existe enriquecimiento ilícito alguno y la causa debe desestimarse”, señalaron los defensores.

Los abogados, Rodolfo Brenes y Róger Guevara, también aportaron copia certificada de la tarjeta de crédito del mandatario, con el propósito de demostrar que esta coincide con la utilizada para generar los vouchers de pago.

Por ello, ambos reiteraron a la Fiscalía “la solicitud para que se desestime formalmente esta causa y se ordene el archivo del expediente”.

Tributación niega validez de facturas

La Dirección General de Tributación le restó validez a las facturas que los abogados del presidente presentaron, la noche del miércoles, para justificar que él sí pagó los gastos de su estadía en el hotel Hacienda Punta Islita, el fin de semana pasado.

Carlos Vargas, director de Tributación, afirmó en Telenoticias de canal 7 que estos documentos carecen de las características que deben tener las facturas electrónicas actuales. Además, informó de que, hasta el martes, el hotel no había emitido factura electrónica alguna durante el mes de agosto.

Esta versión contrasta con la declaración hecha por el abogado Rodolfo Brenes, quien aseguró que las segundas facturas divulgadas por la defensa del presidente corresponden a las “facturas electrónicas” emitidas por Hacienda Punta Islita.

La noche del lunes 10 de agosto, Casa Presidencial había divulgado unas primeras facturas por los servicios de alojamiento y alimentación del fin de semana, del viernes 7 a lunes 10, que no incluían el IVA. La defensa divulgó unas nuevas, este miércoles, que sí señalan el impuesto.

No obstante, según Carlos Vargas, los documentos aportados por los abogados del gobernante no son facturas electrónicas, pues ni siquiera tienen la clave numérica de 50 dígitos que debe tener toda factura de este tipo.

Se trata de documentos emitidos con la fecha del miércoles 12 de agosto.

“Yo le pedí al director de Tecnología de Información que revisara al martes, y lo que nos indicaron es que el hotel no había emitido facturas durante todos esos días (...), durante estos días del mes de agosto. Después, hoy en la mañana pedí que volvieran a verificar a efecto de determinar si ayer o hoy en la mañana había ingresado alguna otra adicional, pero estamos esperando que nos confirmen los compañeros de Tecnología”, dijo Vargas.

El funcionario, a su vez, hizo ver que los documentos aportados por la defensa del presidente no tienen las características de una factura electrónica.

Hotel asume responsabilidad

Luego de las declaraciones del director de Tributación, el hotel Hacienda Punta Islita se atribuyó una cadena de errores involuntarios en la facturación de los servicios que le brindó al presidente Carlos Alvarado el fin de semana anterior.

De acuerdo con Manuel Hernández, director financiero de Enjoy Group, grupo socio del alojamiento, las fallas las cometió un empleado con poca experiencia, a quien le tocó hacer el cobro de la tres noches en que se hospedaron Alvarado y su familia.

El vocero aseguró que el mandatario pagó con su propia tarjeta, tanto los servicios que consumió como los impuestos correspondientes, pero que, de parte del hotel, se cometieron yerros que causaron el malentendido sobre el paseo familiar del mandatario.

Alvarado pagó sus servicios la noche del domingo 9 de agosto. En ese momento, según Hernández, se cometió el primer error.

En apariencia, el empleado le entregó al gobernante una especie de “prefacturas”, que no constituyen un comprobante de pago formal, sino un simple estado de cuenta para que el cliente verifique que se le está cobrando el monto correcto.

Se trató de la factura 125125, por $690 (¢414.000), por tres noches de hospedaje; y de la factura 125124, por $497 (¢298.320), por alimentación. Ninguna de las dos mostraba el pago del IVA.

El segundo error lo habría cometido el mismo empleado al olvidar pedirle el correo electrónico al mandatario, motivo por el cual, según Hernández, Alvarado no recibió su factura electrónica.

De acuerdo con el representante del hotel, ambos fallos causaron que, cuando la prensa le solicitó al presidente las pruebas de que pagó por el paseo, todo lo que él tenía eran las prefacturas, las que parecían indicar que no se pagó el impuesto sobre el valor agregado (IVA).

Hernández añadió que al presidente también se le anotó un pago doble del impuesto, producto de un tercer error en la facturación.

El ejecutivo del hotel dijo que el encargado del cobro no sabía que, en el sistema de facturación se debe incluir el monto bruto de la estadía, sin gravámenes, porque el programa se encarga de añadirle el 13% de impuesto automáticamente.