Política

Alcalde de Cartago notifica a 35 cuarterías por operar sin permisos

Mario Redondo afirma que encontraron hasta 50 personas viviendo en una bodega; si los incumplimientos persisten, se procederá con la interposición de denuncias para que un juez defina si los sitios deben ser desalojados

El alcalde de Cartago, Mario Redondo, notificó a 35 dueños de cuarterías, ubicadas en este cantón, que deben contar con permisos de funcionamiento como el del Ministerio de Salud.

En caso de no tenerlos, se procederá con la interposición de denuncias para que un juez defina si los sitios deben ser desalojados.

La mayor cantidad de estos domicilios fueron encontrados en los distritos de Llano Grande y Tierra Blanca.

Redondo informó de que las acciones iniciaron la semana anterior, bajo la dirección del Ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

“Estamos verificando el cumplimiento de los permisos de urbanismo y los permisos de patentes; requieren también del permiso de operación del Ministerio de Salud. Estamos dándoles una notificación para advertir sobre la existencia de algún tipo de incumplimiento, y les pedimos que procedan a ponerse en orden de lo contrario, se procederá a presentar la denuncia correspondiente”, dijo Redondo.

Redondo señaló que, en estos lugares, las autoridades han encontrado “condiciones insalubres, servicios de hueco, un baño colectivo, gran cantidad de personas en espacios muy reducidos”.

En algunas de las cuarterías intervenidas, agregó, viven hasta 50 personas, como fue el caso de una instalada en una bodega.

Debido a que las diligencias se encuentran en etapa de notificación, Redondo explicó que aún no se tiene un plan para las personas en caso de que deban ser desalojadas.

El alcalde cartaginés explicó que las denuncias se interpondrán si, después de diez días, los dueños de las cuarterías no acatan las advertencias. Luego, le corresponderá a un juez definir si se procede con el desalojo de los inquilinos.

Asimismo, el artículo 316 de la Ley General de Salud indica que “cuando la autoridad de salud lo ordene, los propietarios, administradores o encargados, procederán a la desinfección, desinsectización, desratización o reparación, según proceda, de los edificios destinados a vivienda permanente o transitoria, incluidos anexos y patios interiores, que por su estado o condición amenacen la salud o seguridad de sus habitantes”.

Esta legislación estipula también que los administradores de viviendas y locales de alquiler están obligados a ofrecer a los arrendatarios condiciones adecuadas de sanidad y seguridad.

Asimismo, un inmueble podría ser clausurado en caso de que el peligro a la salud sea inminente.

Hoy entramos fuerte contra las cuarterías insalubres y explotadoras. No vamos a permitir estas actividades al margen de la ley sigan operando.

Posted by Mario Redondo on Friday, June 19, 2020
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.