Por: Esteban Oviedo.   22 agosto
Los insumos para productos agrícolas se verán encarecidos pero el productor no podrá cobrarlos.

Los productores agropecuarios prevén sufrir un golpe económico por la decisión de los diputados de eliminar el IVA a los productos de la canasta básica, dentro del proyecto de ley de reforma fiscal.

El problema está en que, con el cambio aprobada este miércoles al artículo 11, se elimina el 1% de impuesto a los productos agropecuarios que formen parte de la canasta, como arroz, frijoles, pollo o leche, pero se mantiene el gravamen sobre los insumos requeridos para producirlos.

Guido Vargas, secretario General de la Unión de Pequeños y Medianos Agricultores (Upa Nacional), resumió lo sucedido así: “Lo que va a pasar es que el agricultor va a tener que absorber totalmente el impuesto y no lo va a poder trasladar”.

Al consultársele si el productor tendría la opción de aumentar el precio de su producto, para no correr con el impuesto, afirmó: “Eso es oferta y demanda, ¿cómo va a subir el precio?”.

La reforma fiscal establecía un impuesto sobre el valor agregado (IVA) para toda la cadena de producción agropecuaria hasta la venta del producto al consumidor, incluidos los que formen parte de la canasta básica.

No osbtante, cinco legisladores aprobaron una moción de Restauración Nacional que eliminó el gravamen sobre la canasta pero lo mantuvo sobre los insumos agropecuarios, veterinarios y para pesca, así como el trigo, el frijol de soya, el sorjo, el maíz y la fruta y la almendra de la palma aceitera.

Vagas explicó que esos son productos necesarios para la alimentación de animales como aves, cerdos y ganado.

Agregó que el concepto de “insumos agropecuarios” cubre también fertilizantes y semillas, para el caso de los que siembran la tiera.

“Sí va afectar al sector agropecuario”, declaró el dirigente, quien agregó que el tema será analizado en la Alianza Nacional Agropecuaria.

“Si no está gravada la canasta, no es trasladable, eso es lo que vamos a analizar”, sostuvo.

PUSC: ‘Tenemos la solución’

El diputado Pedro Muñoz, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), sostuvo que la solución al problema está en la moción 799, que es autoría de él y de su compañero, Pablo Heriberto Abarca.

Esta moción uniformaría en un 1% el IVA sobre los insumos para la producción agropecuaria y sobre los productos de la canasta básica, sean agropecuarios o no.

"El tema de la canasta básica no está cerrado, hay varias mociones en discusión y hay conversaciones con el Poder Ejecutivo, no es un tema en blanco y negro. Hay una mejor solución", declaró Muñoz.

En su criterio, "Restauración cometió un error técnico sin querer", en relación con el efecto que el cambio tendrá sobre los agricultores.

El diputados socialcristiano añadió que, si su moción prosperara, el gobierno también debe depurar la lista de productos que entran en la canasta básica, para que no se beneficien de la tarifa reducida productos que consumen las clases de mayores ingresos.

"Se debe consultar a la escuela de Nutrición de la UCR, para hacer una dieta que se ajuste al sitio XXI", añadió.

En su criterio, para solucionar eso, el gobierno debe acercarse a negociar con Restauración, que ha llevado la batta en el tema de canasta básica.

Existe otra moción, la 286, también de Pablo Heriberto Abarca, que restituiría el gravamen del 1% pero sobre los insumos agropecuarios y los productos agropecuarios de la canasta básica, excluyendo el resto de productos.

Nogui Acosta, viceministro de Hacienda, coincidió en que los perjudicados con el cambio aprobado este miércoles serán los agricultores, porque no podrán trasladar al consumidor el impuesto que ellos sí le pagarán a sus proveedores de insumos.

“Tenemos una contradicción: los productos quedan en 0% y los insumos en 1%, entonces, los más perjudicados van a ser los agricultores en este caso”, afirmó.

La moción que eliminó el gravamen fue aprobada por Restauración, Frente Amplio, Integración Nacional y un legislador del PLN.