Política

Abelino Esquivel solicitó incapacidad a médico de la Asamblea Legislativa por últimos cinco días del periodo

Director de Servicios Médicos del Congreso confirmó que, luego de una valoración en la clínica del Congreso, se le extendió el permiso al diputado

El diputado Abelino Esquivel, jefe de la fracción legislativa del Partido Renovación Costarricense (PRC), se ausentará de la Asamblea Legislativa por los últimos cinco días que le quedan de su periodo como congresista de la República.

En los últimos días, Esquivel se vio envuelto en una polémica al revelarse que le cobraba a sus propios empleados una suma de su salario, que ingresaba en una cuenta de su hermana, quien funge como tesorera suplente de la agrupación. El legislador señaló que el aporte era para el PRC.

Este jueves por la tarde, Esquivel asistió al Departamento de Servicios Médicos del Congreso, donde luego de hacerse una revisión con uno de los médicos legislativos, le emitieron el permiso por incapacidad.

Así lo confirmó el director de ese departamento, el doctor Mario Martínez, quien confirmó que el permiso por incapacidad para Esquivel es por cinco días naturales, o sea, desde este viernes 27 de abril y hasta el martes 1.º de mayo.

Martínez aseguró que fue otro médico de esa oficina el que valoró al legislador y adujo que no podía revelar el diagnóstico que se le dio ni las razones por las cuales gestionó el permiso por incapacidad.

Después de que PulsoCR reveló, el domingo, que Esquivel había cobrado hasta ¢575.000 al mes a tres asesores suyos, en un periodo de nueve meses, el jefe de Renovación pidió permiso para ausentarse de la curul por dos días, martes 24 y miércoles 25 de abril.

Este jueves se presentó a su despacho legislativo, donde estuvo reunido con los dos asesores que le quedaban, por más de una hora, y salió para el almuerzo de los jefes de fracción, en el Castillo Azul, pasado el mediodía.

Luego, presidió una sesión de la Comisión de Ambiente, hasta las 2 p. m. y se dirigió al Departamento de Servicios Médicos.

Además de los tres asesores que denunciaron el lunes los cobros que le hacía su jefe, este miércoles La Nación reveló que Héctor Sáenz, otro exempleado de Abelino Esquivel fue obligado a girarle ¢300.000 por mes durante el tiempo en que laboró para el legislador evangélico, entre mayo del 2014 y agosto del 2017.

Estas denuncias le valieron a Esquivel la apertura de una causa en la Fiscalía General de la República, una investigación en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE)y el envío del caso a la Procuraduría de la Ética Pública (PEP).

Al parecer, la hermana del diputado, Wray, era la que gestionaba los cobros a los empleados y manejaba el dinero cobrado, tal como relataron los cuatro funcionarios.

El argumento de Esquivel, el lunes, fue que se trataba de colaboraciones para el Partido. Sin embargo, la tesorera de la agrupación, Mavis Calderón, negó que un solo cinco de esos cobros entrara a las arcas de la agrupación.

Se intentó conocer las razones que llevaron a Abelino Esquivel a solicitar el permiso por incapacidad. Empero, no respondió las llamadas hechas a su teléfono celular ni el mensaje enviado por medio de WhatsApp.

Esquivel solicitó ese permiso luego de haberse negado a responder consultas de la prensa relacionadas con los cobros que le hizo a Sáenz.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.