Josué Bravo.   30 diciembre, 2019
Los dueños de vehículos que no cancelen a tiempo su marchamo se exponen a una multa de ¢54.000 sin incluir mora y al al retiro de placas. Foto: Alonso Tenorio

Al mediodía de este 30 de diciembre, el 29% de los dueños de vehículos en el país, equivalentes a 460.000, seguía sin pagar el marchamo 2020.

Estos propietarios se exponen a una multa de ¢54.600 sin incluir los intereses por mora, así como al retiro de placas, en caso de no hacer la cancelación a tiempo. El plazo ordinario, abierto el pasado 1° de noviembre, se vence a la medianoche del 31 de diciembre.

Un corte del Instituto Nacional de Seguros (INS) al medio día de este lunes, refleja que solo 1,1 millones dueños de vehículos habían cancelado el derecho de circulación, de 1,56 millones sujetos a este cobro.

En cuanto a recaudación, el INS reporta ingresos por ¢204.000 millones, equivalentes al 80% de los ¢253.000 millones previstos al 31 de diciembre por todo el parque vehicular.

Es decir, los 460.000 dueños de autos que aún no pagan el marchamo deben, entre todos, ¢49.000 millones.

Al finalizar el año anterior el 22% de los dueños de vehículos no había realizado la cancelación, pero al corte del 31 de diciembre, a las 3 p.m.

Ver más!

El principal componente del marchamo es el impuesto a la propiedad de vehículos que representa el 63,8% del costo del marchamo. Le sigue el Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) 21,9% y el timbre del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) el 5,7%.

El restante 8,6% corresponde a tasas a favor de otras entidades financieras e infracciones de tránsito.

Sidney Viales, jefe de Seguros Solidarios del INS, explicó la importancia del pago del marchamo debido a que dentro de este derecho de circulación, el rubro por seguro obligatorio brinda protección a todas las personas que circulan por las calles en caso de un accidente.

Añadió que la cobertura es de ¢6 millones, monto que podría duplicarse en casos considerados como “calificados”.

“Existe la posibilidad de hacer duplicaciones de este monto cuando se presenta una de las tres situaciones que prevé la normativa. Ellas son que al momento del evento la persona sea menor de edad, no esté asegurada en el régimen de maternidad y enfermedad de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) o bien que esté en riesgo su vida”, explicó Viales.

Reafirmó que el no pago de marchamo provoca una infracción a la Ley de tránsito y el propietario se expone al retiro de placas o al retiro del vehículo.

“Pero lo más importante es que no contribuye con la seguridad social (...). Todos los propietarios de vehículos tenemos la obligación de pagar los derechos de circulación de los cuales ahí está el componente del seguro obligatorio”, añadió.

El derecho de circulación se podrá sufragar en 2.327 establecimientos comerciales entre entidades financieras, supermercados y agentes de seguros de la institución. A nivel digital puede consultarse en la página web del INS: http://marchamo.ins-cr.com.