Patrimonio

Premio al patrimonio inmaterial busca un ganador

Galardón otorgará ¢7,6 millones a quien resulte electo

La forma de hablar de los agricultores o de los boyeros, las fiestas patronales del pueblo, las comidas típicas y hasta los remedios caseros y las creencias de las señoras del barrio.

Todo ese aporte cultural que no podemos tocar, que es intangible, pero que forja identidad nacional, es parte del patrimonio costarricense, del catalogado como inmaterial.

Para ese legado impalpable existe un reconocimiento en concreto, se trata del Premio Nacional al Patrimonio Cultural Inmaterial Emilia Prieto Tugores, que para la edición 2017 busca postulantes.

La convocatoria para optar por este galardón, que otorgará ¢7,6 millones a quien gane, cierra inscripción el próximo jueves 30 de noviembre.

Es un reconocimiento que el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) otorgaba anteriormente como Premio Nacional de Cultura Popular, pero que en el 2014 cambió de nombre.

Los ganadores de las últimas dos ediciones han sido la folclorista María Mayela Padilla (2015) y el grupo musical Marfil (2016).

LEA: María Mayela Padilla: "Es un orgullo para mí que me digan maicera", Marfil canta su dulce victoria.

Según un comunicado de prensa del Ministerio de Cultura, Junto con el Premio Nacional de Cultura Magón, este es uno de los homenajes más relevantes, pues honra la labor de toda una vida.

"El Premio Nacional al Patrimonio Cultural Inmaterial Emilia Prieto es muy importante para el reconocimiento de las personas y comunidades que crean, recrean y transmiten saberes y técnicas que les han sido heredadas, fortaleciendo la identidad de sus comunidades y enriqueciendo la diversidad cultural del país", dicta el documento.

Hay tiempo hasta el jueves 30 de noviembre para presentar las postulaciones.

Cualquier persona, física o jurídica, puede proponer el o los nombres de los ciudadanos, grupos u organizaciones que, por su recorrido y aporte al legado cultural inmaterial del país, consideren apropiados para dejarse el galardón.

Si el candidato es una persona jurídica, se debe aportar una certificación de personería jurídica con no más de un mes de emitida por el Registro Nacional, o bien, por un notario público.

En el sitio web del Centro de Patrimonio (www.patrimonio.go.cr) se accede a las bases de postulación y otros documentos como el formulario, el formato para indicar la experiencia del aspirante y un glosario con términos clave sobre el galardón.

El formulario de postulación debe enviarse junto con la experiencia u hoja de vida de la persona o grupo propuesto para el premio. Tiene que llevar un formato específico y, adjuntos, los documentos que certifiquen la experiencia en el área.

Ese soporte documental pueden ser: publicaciones, fotografías, certificados, testimonios, cartas, artículos de periódico o revista, entrevistas, audiovisuales, material gráfico, entre otros.

No es necesario adjuntar certificados de estudios, solamente la hoja de vida con la declaración jurada firmada.

Aunque no es obligatorio, se recomienda incluir cartas de apoyo de una o varias organizaciones. Pueden ser de universidades, colegios profesionales, agrupaciones culturales, comités, asociaciones u otras.

El formulario de postulación y los documentos se pueden enviar por correo electrónico a rgutierrez@patrimonio.go.cr o entregar físicamente en un sobre cerrado, a Rodolfo Gutiérrez, en el Centro de Patrimonio, ubicado sobre avenida central, entre calles primera y tercera, frente a la Librería Lehmann, en horario de lunes a viernes, de 8 a. m. a 4 p. m.

Pueden ser candidatos al Premio Nacional Emilia Prieto quienes destaquen en alguna de las siguientes categorías:

-Lenguaje (tradiciones y expresiones orales): lenguas indígenas, lengua inglés criollo limonense, expresiones del habla regional, habla específica a un oficio (boyeo, agricultura del café o de la caña, pesca artesanal, artesanos, cocina, por ejemplo) y/o lugar (la bajura de Guanacaste, el occidente del Valle Central, por ejemplo). También, tradiciones orales como historias, mitos, leyendas, cuentos, coplas, bombas, retahílas, romances, cantos y similares.

-Artes del espectáculo: música, danza, teatro y narración oral escénica. Usos sociales, rituales y actos festivos: fiestas patronales, carnavales, juegos tradicionales, otros festejos, celebraciones y conmemoraciones.

-Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza: saberes, creencias y prácticas agrícolas, ganadería, pesquería y otros. Además: procesos de preparación de comidas y bebidas, prácticas medicinales tradicionales, así como sitios espirituales, sagrados y otros con significado especial para la comunidad.

-Técnicas artesanales tradicionales: procesos de elaboración de artesanías para uso cotidiano (platos, bolsos, etcétera) o para ocasiones especiales (mascaradas, máscaras del Juego de los Diablitos). También: uso de materiales, herramientas, técnicas, temas tradicionales del grupo o comunidad e innovaciones en relación con esos objetos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.