Fernando Gutiérrez. 26 julio
Antonio Soto daba mantenimiento a la imagen de la Negrita. Luego de su deceso, su hijo Fernando continuará la labor.
Antonio Soto daba mantenimiento a la imagen de la Negrita. Luego de su deceso, su hijo Fernando continuará la labor.

Por primera vez, el anda que transporta a la Virgen de Los Ángeles el 2 de agosto llevará lazos de luto, esto por la muerte de quien fuera su joyero durante décadas.

Con este acto se recordará a don Antonio Soto del Valle, quien falleció el 18 de abril anterior, a los 91 años; 75 de los cuales los dedicó a cuidar la imagen de la Virgen los Ángeles.

El rector párroco de la basílica, Francisco Arias Salguero, le comunicó la decisión de honrar a don Antonio a su hijo Fernando Soto Coto. “Nuestra familia está muy agradecida por ese gesto, que también viene del obispo de Cartago, Mario Enrique Quirós. Además, la escuadra de guardianes que trasladará a la Negrita ese día, llevará en su solapa un lazo negro en recuerdo de mi padre”, dijo Soto.

Don Fernando, quien también es orfebre, asume ahora el rol de su progenitor, a quien ya ayudaba. La familia Del Valle se ha encargado del mantenimiento de la imagen por 216 años.

(Documental) El significado de la romería para los fieles

Además de los lazos negros, en la entrada de la basílica se colocará un banner con la foto de don Antonio, y de los primos David Brenes y Pablo Espinoza , servidores laicos que murieron ahogados en una poza en Quepos, en mayo.

Don Fernando aseguró que él seguirá al frente del mantenimiento de la Patrona de Costa Rica, y para que esta tradición familiar continúe, su esposa, Ingrid Umaña, y su hija, Ana Laura, ya reciben capacitación en este arte religioso.

Los miembros de la familia Del Valle han sido los únicos laicos autorizados para tocar esta pequeña imagen.