Sinac había retirado a los tres funcionarios tras asalto que sufrió uno de ellos en agosto.

Por: Silvia Artavia 2 enero
El incendio, que se presentó durante la noche del viernes 24 y la madrugada del sábado 25 de noviembre, consumió el inmueble de la antigua comandancia, donde funcionaron las oficinas administrativas de este centro penal.
El incendio, que se presentó durante la noche del viernes 24 y la madrugada del sábado 25 de noviembre, consumió el inmueble de la antigua comandancia, donde funcionaron las oficinas administrativas de este centro penal.

Tres meses tenía el Refugio Nacional de Vida Silvestre Isla San Lucas de estar sin guardaparques fijos cuando, el 26 de noviembre del 2017, un incendio acabó con el edificio donde operó la comandancia del antiguo centro penal.

Así lo confirmó Luis Fernando Bermúdez, director del área de conservación Pacífico Central del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), dependencia a cargo de velar por este destino turístico.

Según el funcionario, la instancia tomó la decisión de retirar a los tres trabajadores destacados en la zona, quienes laboraban en horarios alternos, después de que uno de ellos sufriera un asalto a mano armada en agosto.

No solo no se tenían, ni se tienen, las condiciones de seguridad para que ellos trabajen ahí, sino que tampoco hay recursos; no hay electricidad, ni agua potable, ni condiciones de movilidad, porque hasta nos dañaron una lancha en el asalto”, aseguró Bermúdez.

El titular del Sinac en esa zona dijo que, a pesar de que los guardaparques de rutina se habían sacado de la isla, ellos y otros colegas habían estado en el lugar desde tres días antes del incendio, incluido el propio 26 de noviembre.

Esos tres días estuvieron ahí los guardaparques de siempre, junto con otros de otras áreas protegidas, realizando labores de mantenimiento. Hacían rondas cortafuegos, para evitar incendios”, aseveró.

Aunque Bermúdez no precisó la fecha del asalto, dijo que los vigilantes habían salido de la isla desde el día después del robo, pues el trabajador quien sufrió el incidente, fue agredido por los malhechores

Además, los supuestos asaltantes también se llevaron cosas de la casa donde se hospedaban los trabajadores del Sinac.

Asimismo, expresó el funcionario, por el momento, la entidad que se encarga de la seguridad de la isla por la noche es el Servicio Nacional de Guardacostas.

Agregó que constantemente se envían a la isla guardaparques para labores de mantenimiento, aunque no permanezcan ahí las 24 horas.

Funcionarios del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio del Ministerio de Cultura visitaron la isla el 29 de noviembre para valorar los datos del edificio afectado.
Funcionarios del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio del Ministerio de Cultura visitaron la isla el 29 de noviembre para valorar los datos del edificio afectado.
Carta previa al siniestro

Dado que San Lucas es un refugio nacional de vida silvestre y, además, alberga un conjunto de tres inmuebles declarados patrimonio histórico y arquitectónico nacional en 1995, es un atractivo destino para visitantes nacionales y extranjeros.

Por eso, empresas touroperadoras brindan el servicio de traslado de turistas desde Puntarenas a la isla, donde realizan recorridos históricos y visitan las playas aledañas Tumbabote y Cocos.

Como la falta de vigilancia en el parque estaba afectando la actividad económica de sus asociados, la presidenta de la Cámara de Turismo de Puntarenas, Marcela Muñoz, había enviado una carta al área de conservación Pacífico Central del Sinac.

La misiva, con fecha del 27 de setiembre y dirigida a Bermúdez director de esa área de conservaciónpedía cuentas al Sinac sobre las medidas que se tomarían para proporcionar resguardo a los turistas.

Hemos recibido denuncias por parte de muchos touroperadores de Puntarenas en donde nos indican que han llegado a la isla y se encuentran con turistas que llegan a visitar, a sabiendas de que, en ese momento, la misma está sin ningún tipo de seguridad ni regulación de su entrada. Los encuentran realizando fogatas sobre las piedras de ‘la Calle de la Amargura’, visitan las áreas arqueológicas en donde no es permitido pasar, transitan y pernotan a la libre en la isla, poniendo en riesgo la conservación de este patrimonio”, reza la carta.

Consultado sobre la misiva, Bermúdez manifestó que no sabe nada de esta. No obstante, comentó que trabajan en conseguir las condiciones adecuadas para la permanencia de personal en esa zona.

Fotografía antigua de la vieja comandancia –consumida por las llamas– y de la capilla del Centro Penal San Lucas. Esta última no sufrió daños tras el incendio. Foto: Centro de Patrimonio para LN.
Fotografía antigua de la vieja comandancia –consumida por las llamas– y de la capilla del Centro Penal San Lucas. Esta última no sufrió daños tras el incendio. Foto: Centro de Patrimonio para LN.
Touroperadores, preocupados

Mientras tanto, los operadores turísticos continúan en vilo. Uno de ellos es Mario Zamora, dueño de Coco’s Tour.

Es una incertidumbre. Nos preocupa cuando llevamos turismo porque no quisiéramos que les vaya a pasar nada; un asalto o alguna situación que atente contra los clientes”, expuso el empresario.

Según datos proporcionados por la cámara de turismo porteña, unas 3.200 personas visitaron isla San Lucas en el 2017.