29 abril, 2016

Limón

Noel Edward Taylor Ransey, el dueño del emblemático restaurante del Black Star Line, intentaba la mañana de este viernes mantenerse ecuánime a pesar de que el fuego había destruido su negocio y sus 12 colaboradores, incluyendo familiares, quedaron sin empleo.

Con sus casi 1,90 metros de estatura y a sus 81 años, confesó estar destrozado pero al mismo tiempo "agradecido con Dios porque nadie resultó herido".

Noel Edward Taylor Ransey es el dueño del emblemático restaurante del Black Star Line.

El viejo "mister Tielá", como se le conoce en Limón, llegó al edificio del Liberty Hall hace 14 años después de haberse mudado del Mercado Municipal donde poseía una reconocida soda.

Su restaurante muy pronto llegó a ser no solo un centro de interés para los limonenses, sino para todos aquellos visitantes que deseaban probar lo mejor del menú de comida criolla. Allí se vendía el típico rice and beans, sopa de mondongo, fried cake, escabeche de macarela, agua de sapo y otros platillos característicos.

"Realmente no se qué hacer. Ignoro por dónde comenzar para levantarme. Esto ha sido una lucha de más de 14 años... No sé si el gobierno nos puede ayudar", externó Taylor.