Por: Esteban Oviedo 10 noviembre, 2013

San José

Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario, entró este mediodía a la celebración del día del sabanero, una actividad organizada por la Municipalidad de Liberia en la finca Las Gloritas, y provocó dos reacciones: conmoción entre personas que deseaban una foto con él y la molestia de los organizadores.

Guevara llegó con una caravana de vehículos, como parte de su gira a Guanacaste, a la actividad que reunía a unas 700 personas.

Guevara llegó con una caravana de vehículos, como parte de su gira a Guanacaste.
Guevara llegó con una caravana de vehículos, como parte de su gira a Guanacaste.

Apenas entró, empezó a saludar personas y a pedirles que consiguieran el voto de amigos y parientes.

En el salón principal, empezaron los gritos liberianos de mujeres que hacían fila por una fotografía. "Cuando sea grande, quiero ser como Otto", dijo Óscar Cid de la Cruz, candidato suplente a diputado del Libertario.

Dixie Centeno, administradora de empresas, le habló de su condición de desempleada y el candidato le habló de sus ideas.

Sin embargo, la vicealcaldesa Nísida Quintanilla dijo que suspendería la actividad porque esta se celebraba con fondos públicos para honrar a los sabaneros y no para hacer política.

También se molestaron los diputados guanacastecos del PLN, Luis Fernando Mendoza y María Ocampo, quienes estaban invitados a la actividad.

Al final, la vicealcaldesa desistió de suspender la actividad porque era la hora del almuerzo.

Guevara, en tanto, debió esquivar varias veces las ofertas de Douglas Peña, quien le ofrecía un vasito de vino de coyol. "Ando con antibióticos", le dijo el político.