27 junio, 1997
Muere turista al caer de un árbol - 1
Muere turista al caer de un árbol - 1

Una ciudadana estadounidense, a quien voceros de la Embajada norteamericana en Costa Rica identificaron como Patricia Sue Steele, de 42 años de edad, murió anteayer al caer desde una altura de aproximadamente 15 metros.

El accidente ocurrió a las 3:45 p.m. del miércoles cuando la mujer, educadora oriunda de San Diego, California, escalaba asida a cuerdas de seguridad un árbol, en cuya copa funcionaba una plataforma de madera desde la cual es posible observar la belleza natural de La Fortuna, San Carlos.

Las cuerdas estaban sujetas a un arnés que rodeaba la cintura de Steele y, por causas aún no determinadas, falló un dispositivo de seguridad conocido como mosquetón --anillo que se abre y cierra por medio de un muelle--.

En ese momento, la mujer, quien tenía ocho días de permanecer en suelo costarricense, cayó al vacío y se estrelló contra otra plataforma de madera. (Véase dibujo adjunto.)

Antes de que se golpeara, el guía turístico Róger Mejía Salazar, de 28 años, acudió en su auxilio intentando sujetarla para amortiguar la caída.

Sus esfuerzos resultaron infructuosos. Y más bien recibió fuertes golpes en la cabeza y fue trasladado de emergencia al hospital San Carlos, de Ciudad Quesada.

Distinta fue la suerte de Steele, quien sufrió graves lesiones internas que le provocaron la muerte en pocos minutos en el sitio del percance.

El trágico suceso fue observado paso a paso por el esposo de la víctima, Jay Richard Steele, de 47 años, quien junto con dos suizos identificados como Marcus Rigletti, de 29 años, y su amiga Fabieme Lamnaeter, de 28, habían subido a la copa del árbol frondoso de 30 metros de altura.

Lamnaeter declaró a oficiales de la delegación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San Carlos, a cargo del caso, que "todos estaban muy felices por la aventura que estaban viviendo".

Segun manifestó, solo faltaba que subiera Patricia, quien, recordó, subía muy despacio. De repente, escucharon un golpe seco.

"Yo no sabía qué pasaba, pero luego vimos que la señora Sue había caído", añadió la visitante suiza.

Su compañero fue más preciso; dijo que vio cómo cayó la mujer y escuchó "un grito en el vacío" y después el estruendo que provocó al caer sobre la plataforma de madera.

La mujer fallecida y sus acompañantes participaban en un tour de la empresa Jacamar, la cual ofrece dede hace dos años en La Fortuna una cabalgata de 30 a 45 minutos de duración y un recorrido por el bosque primario que incluye escalar grandes árboles.

Humberto Mora Bermúdez, socio de dicha compañía, explicó que nunca antes habían tenido accidentes con excursionistas, a quienes, aseguró, advierten que viajan "por su propia cuenta y riesgo".

Afirmó que hay empresas que ofrecen esa aventura en diversas regiones del país como Monteverde en Puntarenas.

"El equipo que usamos para escalar es profesional y está en magnífico estado", expresó el empresario al insistir que todo obedeció "a un lamentable accidente".